Las principales compañías del mundo urgen a los gobiernos a intensificar la lucha contra el cambio climático

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

Las 50 empresas agrupadas en la Alianza de Primeros Ejecutivos por el Clima organizada por el Foro Económico Mundial, entre las que se encuentran las españolas Iberdrola y Acciona o la italiana Enel -matriz de Endesa-, han apremiado a los gobiernos a ser "más ambiciosos" en la lucha contra el calentamiento global, estableciendo claras líneas de trabajo para acelerar la transformación.

En una carta abierta a las puertas de la Cumbre del Clima (COP24), que arranca el próximo 3 de diciembre en Katowice (Polonia), subrayan que el cambio climático "es una amenaza de primer orden para el medio ambiente, la sociedad y la economía, que pone en riesgo el bienestar y la prosperidad".

Así, han mostrado su compromiso en la lucha contra el cambio climático y su disposición a "proporcionar soluciones rápidas que les permitan poner en marcha un plan de acción perfeccionado y más ambicioso con el fin de mitigar el calentamiento global y conseguir los objetivos establecidos en el Acuerdo de París de 2015".

Junto a Iberdrola, Acciona o Enel, integran este grupo 'gigantes' mundiales como Accenture, Allianz, AXA, Basf, Bloomberg, Deutsche Post, Engie, Heineken, HSBC, ING Group, Orsted, Scheneider Electric, Unilever o Vestas, entre otros.

Los integrantes del grupo han reducido sus emisiones en más de 47 millones de toneladas de CO2 equivalente entre 2015 y 2016, suponiendo una disminución del 9%.

En la misiva, suscrita por los primeros ejecutivos de estas compañías, Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola) y José Manuel Entrecanales (Acciona), entre ellos, señalan así la necesidad de "actuar más rápidamente y juntos".

Para ello, creen necesario, entre otras medidas, implementar mecanismos eficaces de fijación de precios que permitan aplicar un precio significativo al carbono en todo el mundo, así como estimular la financiación y las inversiones bajas en emisiones de carbono.

Además, piden el desarrollo de herramientas normativas que ayuden a educar e influir en favor de una demanda social de soluciones bajas en carbono.