CCOO, LAB, ESK y UGT firman el convenio de Intervención Social de Bizkaia con subida salarial del 10,6% hasta 2021

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

CCOO, LAB, ESK y UGT ha firmado el V convenio de Intervención Social de Bizkaia, que estará vigente hasta 2021 y prevé una subida salarial del 10,6% entre 2019 y 2021.

Según ha informado CCOO Euskadi, el acuerdo conllevará "una gran mejora en las condiciones laborales de los trabajadores del sector tras dos años de movilizaciones, paros, innumerables reuniones, mesas negociadoras, asambleas sectoriales, y un sinfín de desaires por parte de las patronales del sector y sus negociadores".

"Al final, la mayoría sindical ha conseguido arrancar un acuerdo, que entendemos es claramente beneficioso para todos los trabajadores y trabajadoras del sector", ha señalado.

Comisiones Obreras ha destacado que "la unidad de acción sindical y la constancia de los trabajadores de Bizkaia", han logrado "arrebatar lo que se venía negando desde el principio de la negociación". El acuerdo, vigente hasta 2021, establece una subida de un 10,6% en los próximos tres años, del 3,1% en 2019, un 3,75% en 2020 y un 3,75% en el año 2021.

También plantea una reducción horaria de 30 horas durante su vigencia. De esta forma, se prevén jornadas de 1.628 horas para 2019, 1.621 horas para 2020 y de 1.605 horas para el año 2021.

También "clarifica" la jornada efectiva de trabajo, ya que "a estas jornadas, habría que descontarle las horas de formación efectivamente realizada o, dicho de otra manera, si no se hace formación habría que descontar esas horas de formación no realizada, a las jornadas laborales".

La actualización de los pagos de dietas, pluses, el avance en las cláusulas de subrogación empresarial o el establecimiento de las condiciones de subrogación empresarial, además de las actualizaciones de normativas laborales "y mejoras de menor calado", son otros de los puntos que destaca CCOO.

El sindicato ha criticado "el comportamiento de la patronal Gizardatz y de sus negociadores" con "su actitud de brazos caídos durante toda la negociación, a la espera de que 'el maná' les caiga del cielo y no queriendo interpelar a sus 'pagadores', aguardando a que las organizaciones sindicales hagan el trabajo sucio, sin ellos mancharse de barro".

"Nos abochorna esta actitud un tanto pesebrera, en la que algunas de las organizaciones empresariales se limitan a repartir sin ningún sonrojo, la caridad de las administraciones públicas, nunca morder la mano que te da de comer", ha añadido.

Por ello, CCOO les ha "invitado" a "repensar tanto su actitud, como la de sus negociadores, que lejos de facilitar la consecución de acuerdos, parece que están más encaminados a perpetuar la precariedad del sector".