Los bancos relajarán sus hipotecas más agresivas pero sin perder competitividad tras tener que asumir el AJD

    Fuente:
  • Agencia Europa Press
  • Cualquier acción para subir comisiones se considerará una "cláusula abusiva", según pisos.com

La banca relajará sus ofertas más agresivas para cuadrar las cuentas y no perder ingresos, después del Real Decreto aprobado por el Gobierno para que sean las entidades financieras quienes asuman el pago del impuesto de las hipotecas (AJD), aunque solo lo suficiente para no perder competitividad.

Así se desprende de un estudio realizado por el portal inmobiliario pisos.com, en el que se admite que la incertidumbre vivida por el sector financiero y los clientes tras la larga espera a la que les ha sometido el Tribunal Supremo "no termina con el jaque del Ejecutivo".

En medio de esta confusión, las hipotecas que se están firmando actualmente no solo respetan las condiciones pactadas de antemano, sino que hay bancos que ya asumen de forma total o parcial los gastos de formalización --tasación, notaría, registro y gestoría--.

Según el director de Estudios de pisos.com, Ferran Font, el cambio de criterio en el pago del impuesto de las hipotecas hará que las ofertas más agresivas se modifiquen "para que salgan los números", aunque sin perder competitividad frente al resto de ofertas hipotecarias.

Además, Font recuerda que la banca está ahora mismo "bajo observación", por lo que cualquier acción que lleven a cabo para subir las comisiones o realizar nuevas vinculaciones se interpretaría como "cláusula abusiva".

EL RESTO DE GASTOS, TODAVÍA SIN CONCRETAR

En este sentido, la última ponencia sobre las modificaciones previstas en la nueva Ley Hipotecaria en la Comisión de Economía del Congreso ya acordó que la banca deberá también abonar todos los gastos de formalización menos la tasación y las segundas copias de las escrituras, unos costes que representan el 25% de la factura.

Esta nueva ley, unida al hecho de que los juzgados ya acumulan muchos fallos a favor del consumidor sobre quién debe pagar los gastos de formalización, ha hecho que los bancos hayan mejorado su oferta asumiendo los costes de forma parcial o total.

En cualquier caso, Font ve "esencial" que la nueva Ley Hipotecaria se apruebe "cuanto antes" para evitar multas comunitarias y porque España ya acumula más de dos años y medio de retraso con la transposición de una directiva europea y todavía hay aspectos sin concretar, como los intereses de demora o las comisiones por amortización anticipada.

Además, para Font "es esencial dar a los bancos margen para asimilar los cambios en los contratos y no pretender que la norma entre en vigor de un día para otro, dado que la concesión de hipotecas quedaría paralizada". "Lo que se busca es dotar de seguridad jurídica a ambas partes", declara.