El 87% de las empresas europeas realizó inversiones en 2017, según el BEI

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

Un 87% de las firmas europeas realizó inversiones en 2017, frente al 84% de las empresas que lo hizo en 2017, lo que constata una "recuperación de la inversión" a los niveles de pre-crisis, según un informe del Banco Europeo de Inversión.

A pesar de ello, Europa tiene "un retraso en inversión en maquinaria y equipamiento y en intangibles, lo que causa dificultades en la transformación tecnológica", según afirmó la directora del departamento económico del Banco Europeo de Inversión (BEI), Debora Revoltella, en un encuentro con medios de comunicación europeos.

Asimismo, Revoltella indicó que los 'vientos de cola' son fuertes y el número de empresas que se plantean realizar más inversiones en este año es superior a las que se plantean reducirlas.

A pesar de la recuperación de la inversión agregada, las consecuencias de diez años de infrafinanciación permanecen, según consta en los resultados de la macroencuesta 'Eibis 2018' llevada a cabo en más de 12.350 empresas de la UE.

Este informe reconoce que, por el momento, la mayoría de las actividades de inversión se corresponden a reemplazos, si bien el estudio del Banco Europeo de Inversión apunta a un "lento cambio en las prioridades".

El 16% de las firmas encuestadas consideró haber invertido "muy poco" en los últimos tres años, una cifra similar al 15% que lo hizo en el estudio de 2017. A pesar de ello, una de cada tres empresas introdujo nuevos productos o servicios en el último año.

EL 77% DE LAS EMPRESAS NO CONTRATA POR LA FALTA DE HABILIDADES

El informe resalta que la falta de personal con las habilidades correctas y la incertidumbre por el futuro continúan siendo las principales barreras de inversión. De hecho, el 77% de las empresas reconoce que no contrató en 2017 por la falta de habilidades específicas de los trabajadores.

En cuanto a la financiación externa, el 5% de las empresas no está satisfecha ya sea por las condiciones con altos costes de la financiación que consigue o por la dificultad para financiarse.

En el lado contrario, un 16% de las firmas del panorama europeo consideran suficiente el uso de los propios recursos, una cifra que se reduce al 14% en el caso de las empresas grandes. Sin embargo, en el caso de España entorno al 25% de las empresas reconoce que los recursos internos son suficiente financiación, lo que la posiciona en séptimo lugar entre los europeos.