Asesores fiscales creen que el Supremo queda "totalmente desprestigiado" y que los bancos deben pagar el AJD

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

La Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf) considera que el Tribunal Supremo ha quedado "totalmente desprestigiado" por los cambios de jurisprudencia en las sentencias relativas al impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) y considera que el acreedor hipotecario es el que debe hacerse cargo del gravamen.

"Los asesores fiscales estamos sorprendidos por el cambio de jurisprudencia, indignados por la forma en que se ha llevado a cabo y preocupados por el futuro", ha señalado el presidente de Aedaf, José Ignacio Alemany, tras la sentencia del Tribunal Supremo sobre los Actos Jurídicos Documentados (AJD).

A su juicio, las sentencias de 16 de octubre son correctas desde el punto de vista técnico y "hacen justicia", por lo que, a la espera de ver el texto de las sentencias que se dictaron ayer, considera que la interpretación correcta de la ley es que el sujeto pasivo (el que tiene que pagar el impuesto) es el acreedor hipotecario.

En este sentido, los asesores fiscales señalan que para justificar que quien tiene que pagar el impuesto es el prestatario, el que recibe el préstamo, se ha llegado a decir que está interesado en la escritura, porque así consigue intereses más bajos, sin embargo subrayan que es interés "indirecto y mediato", y la ley se refiere al que tiene interés directo e inmediato en que se otorgue la escritura de hipoteca. "Ese es el acreedor hipotecario, el banco, en casi todos los casos", subrayan.

Además, los asesores fiscales se muestran "indignados" por la forma en que se ha llevado a cabo el cambio, por cuanto supone "enmendar la plana a la Sección que está especializada en estos asuntos, y porque la decisión ha sido tomada por magistrados que no están especializados en temas tributarios".

A este respecto, recuerdan que la sección segunda de la Sala III es la especializada en temas tributarios, y es la que dictó las sentencias, a su juicio "técnicamente correctas", y destacan que a ella han llegado recientemente magistrados jóvenes "con mucho conocimiento del ordenamiento jurídico tributario, y no solo en lo formal, sino también en lo material".

"Es muy lógico que con esa nueva savia haya un cambio de criterio, porque el criterio anterior, en nuestra opinión, no era el correcto", insisten.

Por último, desde la Aedaf se muestran "preocupados" por la situación en la que se deja al Tribunal Supremo y por el futuro de la justicia en materia tributaria. A su parecer, el Supremo ha quedado "totalmente desprestigiado" con estas decisiones, y la Justicia y la seguridad jurídica "han salido perdiendo".