El 52,5% de las empresas vascas espera mantener su facturación y el 72% su plantilla en el cuarto trimestre de 2018

    Fuente:
  • Agencia Europa Press
  • El índice de confianza empeora 2,4 puntos y se elevan al 33,5% las compañías que prevén aumentar facturación y el 16,7% el empleo

El 52,5 % de las empresas vascas espera mantener su facturación y un 33,5% la aumentará en el cuarto trimestre de 2018, mientras que un 73% espera mantener sus plantillas y otro 16,7%, ampliarla, según los datos del informe sobre Confianza Empresarial que ha hecho público Laboral Kutxa este lunes.

En cuanto a las expectativas de las empresas en relación al entorno económico de cara al cuarto trimestre de 2018, el 61% opinan que se mantendrá pero el 18,5% cree que mejorará, por lo que predomina una visión optimista que se traslada al resto de variables analizadas.

Las previsiones de las empresas en cuanto a facturación son favorables de cara al cuarto trimestre de 2018. Así, las respuestas se reparten entre los que consideran que ésta se mantendrá (52,5%) y aquellos que creen que mejorará (33,5%), quedando en un 14,1% la proporción de empresas cuya facturación se prevé peor.

En coherencia con el indicador previo, ante la previsible evolución de la actividad durante el cuarto trimestre de 2018, el 63,1% considera que ésta se mantendrá frente a un 22,8% que espera mejoría. Sólo el 14,1% de la muestra cree que la actividad empeorará.

La duda que surge inmediatamente es si las expectativas de mejoría de facturación y actividad se sustentan sobre la base de un incremento de las cantidades vendidas o de los precios. En este sentido, los resultados apuntan a una clara expectativa de mejoría del volumen de pedidos. El 57,8% de los encuestados esperan que el volumen se mantenga y el 28,5% que mejore, frente al 13,7% que piensan que será inferior.

En cambio, en relación a los precios la estabilidad es la nota dominante, con un 75,3% de los encuestados que consideran que éstos se mantendrán a lo largo del cuarto trimestre. De las empresas restantes, el 10,3% piensan que los precios serán superiores y el 14,4% restante se inclinan por precios a la baja.

La opinión acerca de las expectativas de la rentabilidad de las operaciones acumula el 68,8% de las respuestas en el valor "igual", mientras que el 12,9% de las empresas encuestadas considera que será superior y un 18,3% espera obtener rendimientos inferiores.

INVERSIÓN

En relación al volumen de inversión, el 68,1% de las empresas consideran que se mantendrán durante el cuarto trimestre de 2018 y el 19% cree que se incrementará. Por tanto, el 12,9% de los encuestados piensa que disminuirá.

Finalmente, el 73% de las empresas considera que el empleo se mantendrá, frente al 16,7% cuyas expectativas pasan por incrementar la plantilla y el 10,3% justamente por lo contrario.

Con todos estos datos, exceptuando la opinión acerca del entorno, el valor del Índice de Confianza da como resultado 54,2, lo que supone una caída con respecto al dato del trimestre anterior que alcanzó el valor 56,6.

La interpretación es que las empresas tienen una visión más pesimista con respecto a la evolución de la economía de cara al cuarto trimestre de 2018.

OTROS INDICADORES 2018

En relación a la evolución de las exportaciones a lo largo del último año, el 63,2% de los encuestados opina que se han mantenido igual y es el 17,6% el que refleja una mejoría, quedando en un 19,1% aquéllos que indican un empeoramiento de las ventas en el exterior.

En cuanto al porcentaje de ventas destinado a innovación o iniciativas de I+D a lo largo del último año el 74,8% de los encuestados se sitúa en valores mínimos, entre un 0% y un 1%, frente al interesante 8,3% que destina más de un 5%.

El plazo de cobro a clientes se ha mantenido igual a lo largo del último año para el 78,3% de los encuestados y se ha incrementado para el 13,8% de las empresas, quedando en un 7,9% aquéllas empresas que han visto reducido el plazo.

Para terminar, el 72,4% de los encuestados opina que el acceso a la financiación bancaria se ha mantenido igual a lo largo del último año. El resto de empresas se reparten entre el 16,5%, que considera que ha mejorado, y el 11%, que opina lo contrario.