El TS condena a Osakidetza a readmitir a una trabajadora a la que prorrogó el contrato en 13 ocasiones en 30 meses

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

El Tribunal Supremo (TS) ha condenado a Osakidetza a readmitir a una trabajadora a la que contrató temporalmente "de forma fraudulenta", ya que prorrogó su relación contractual en 13 ocasiones durante dos años y medio, según ha informado ELA.

La central ha indicado que el alto tribunal obliga también al Servicio Vasco de Salud a indemnizar a la trabajadora "con los salarios dejados de percibir durante los seis años transcurridos desde que fue cesada".

A su juicio, la resolución judicial reconoce el abuso de la contratación temporal por parte de Osakidetza y "abre además la posibilidad de reclamar una indemnización por los daños causados a los trabajadores en estos casos".

"Desde ELA hemos venido denunciando a lo largo del tiempo el abuso sistemático de la contratación temporal que realiza Osakidetza, lo que deriva en numerosísimos casos de contratación fraudulenta, fraude que, necesariamente, debe tener alguna consecuencia", ha dicho.

Con esta sentencia, el Supremo avala la postura de ELA al reconocer que "Osakidetza utiliza los contratos temporales para otros fines distintos de aquellos a los que tales contratos deben responder".

Según el sindicato, la eventualidad y la contratación temporal "son sistemáticas". "Es habitual la contratación temporal por motivos coyunturales, cuando, en realidad, las personas contratadas deben realizar labores habituales en puestos que, en realidad, son estructurales. El Tribunal Supremo ha declarado fraudulenta esta práctica", ha apuntado.

Para ELA, "resulta evidente" la apuesta de Osakidetza por la precariedad laboral", ya que cuenta con 15.000 personas contratadas temporalmente, casi un 40% de la plantilla.

"No es un problema de límites legales, Osakidetza ha tenido una voluntad política clara de mantener una alta tasa de temporalidad para poder privatizar servicios en cualquier momento. Por esta razón le ha sido tan fácil destruir 3.000 puestos de trabajo", ha censurado.

Por ello, ha afirmado que seguirá "utilizando todas las herramientas a nuestro alcance para conseguir un modelo basado en la estabilidad de las plantillas que ponga fin a la precariedad existente hoy en día". "Solo así podremos construir un sistema sanitario público y de calidad para nuestra sociedad", ha concluido.