Confemetal pide una fiscalidad "moderada" y ve una política "cortoplacista" en la subida de impuestos

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales del Metal (Confemetal) aboga por una fiscalidad "moderada" y por continuar con la consolidación fiscal, y señala que la alternativa "fácil" de subir impuestos en vez de reducir el gasto no productivo de las administraciones públicas es una política "cortoplacista" y de "escaso recorrido".

Así lo señala en su último boletín de Coyuntura Económica y Laboral del mes de octubre, en el que advierte de que una política de subida de impuestos "ignora las enseñanzas de la reciente crisis económica, pensando solo en orientar a su favor las cada vez más inciertas y sorpresivas decisiones de los ciudadanos en las urnas".

Confemetal señala que el peso de la fiscalidad, sobre todo de la que soportan las empresas, en el cómputo total de los ingresos públicos en España, está "muy por encima" de la de los competidores europeos, donde la empresa "se contempla como un elemento catalizador de ingresos públicos por la vía de la creación de empleo y de la dinamización de la actividad económica, por tanto, muy alejado de una presión fiscal excesiva".

En este sentido, indica que en los últimos años, tras remontar una "larga y dura" recesión, la economía española ha funcionado bien, ha generado empleo y el entorno de la actividad ha sido positivo.

Sin embargo, lamenta que el nuevo Ejecutivo, "olvidando las lecciones del pasado", anuncia un conjunto de propuestas dirigidas a aumentar el gasto público vía incremento de la tributación, y ello en un contexto "escasamente previsible que apunta a la desaceleración".

Este contexto está a su juicio "lleno de incertidumbres políticas, nacionales e internaciones", como Cataluña, el Brexit, el impacto de la política proteccionista de Trump, el repunte del precio del petróleo y de la energía, la retirada de estímulos financieros del Banco Central Europeo o el impuesto al diésel, que podrían afectar tanto a la renta disponible de las familias, como a los costes de las empresas españolas.

"Lo prudente sería seguir por la senda de la consolidación fiscal y reducir nuestro porcentaje de deuda sobre el PIB. Lo contrario es peligroso", ha advertido Confemetal, quien ha incidido en que "no pensar en las consecuencias que esto puede acarrear en el futuro cercano, o abogar por la teoría de "el que venga detrás que arreé" es absolutamente irresponsable".

En su opinión, España necesita reformar su fiscalidad para ganar en "modernidad, eficacia y eficiencia", lo cual exige una tributación que fortalezca la recuperación y la creación de empleo.