El salario en las grandes empresas creció un 0,7% hasta julio

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

El salario medio bruto en las grandes empresas creció un 0,7% en los siete primeros meses del año, según los datos publicados por la Agencia Tributaria.

El rendimiento bruto medio en julio creció un 0,6%, muy por debajo de lo que aumentó en julio el IPC en tasa interanual (2,2%). Según la AEAT, la evolución de los salarios desde el mes de abril está siendo bastante estable, si bien con tasas algo inferiores a las registradas a comienzos de año.

En cuanto al volumen de empleo, los perceptores de rendimientos del trabajo, indicador fiscal que aproxima la evolución del empleo asalariado, crecieron en julio un 3,1%, una décima por encima de la tasa observada en junio e igual al crecimiento medio de segundo trimestre.

Según la Agencia Tributaria, en principio, el resultado no altera la tendencia de desaceleración en el empleo en las grandes empresas que se aprecia desde mediados de 2017.

Por otro lado, las ventas totales de las grandes empresas, deflactadas y corregidas de variaciones estacionales y de calendario, crecieron en julio un 3,8% respecto al mismo mes del año anterior. Pese a la fuerte volatilidad registrada, tanto las medias trimestrales como la tendencia aproximada por las tasas suavizadas indican una ligera moderación del crecimiento real.

Las ventas interiores crecieron en julio, en términos interanuales, un 3,6%. Desde el punto de vista del destino de las ventas, las de inversión mejoraron los resultados de los últimos meses, gracias sobre todo a la construcción. Las destinadas al consumo repuntaron en julio un 3,8%. Estas ventas siguen una línea de ligera mejora en los últimos meses, aunque en este mes se concentra en algunos servicios.

En julio las exportaciones crecieron un 6,1%. También en este caso el crecimiento se ha comportado de forma muy irregular, ya que la de julio es significativamente superior a la tasa registrada en junio, pero se encuentra por debajo del dato de mayo. La tendencia, en cambio, continúa siendo estable.

Por componentes, el crecimiento se debe tanto a las ventas a terceros países como a las entregas intracomunitarias.