Montero defiende una fiscalidad adaptada al siglo XXI que defienda a las clases medias y trabajadoras

    Fuente:
  • Agencia Europa Press
  • La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha asegurado que es necesario que haya una fiscalidad progresiva en España que proteja a las clases medias y trabajadoras, que haga que los que más tienen aporten más y que esté adaptada a los retos del siglo XXI.

Durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Senado este martes, Montero ha hecho hincapié en que la fiscalidad española debe responder a los retos de la globalización y a las amenazas medioambientales.

No obstante, Montero considera que también debe ser capaz de conseguir una redistribución de las rentas, porque "la crisis ha traído desigualdad en términos de menos capacidad económica para las familias".

"Nuestra política consolida el crecimiento económico y hace que aquellos que más tienen puedan aportar más", ha apostillado Montero, tras afirmar que el Gobierno de Pedro Sánchez quiere que los españoles se sientan orgullosos de su servicios y estén dispuestos a seguir financiándolos con sus impuestos.

Por su parte, el senador del grupo parlamentario popular Guillermo Martínez ha advertido de que la desaceleración y la subida tributaria "solo ayuda a desincentivar la confianza de los inversores".

"Estamos en contra de que suban el IRPF, el Impuesto de Sociedades, los impuestos de hidrocarburos para los autónomos y que creen nuevas trabas a nuestro sistema bancario", le ha transmitido el senador a la titular de Hacienda.

Asimismo, el senador le ha pedido a Montero "por el bien de España" que el Ejecutivo de Sánchez sea "responsable" y que no entregue la política económica a Podemos. Además, le ha instado a que se incentive el empleo y la economía, porque "incrementar el déficit estructural convierte a España en más vulnerable ante el cambio de ciclo".

Ante estas afirmaciones, Montero le ha recordado al senador Martínez que el PP subió durante su mandato los impuestos cuarenta veces. "Solo utilizó la política fiscal a la baja cuando le interesó por motivos electoralistas", ha recalcado la ministra, tras insistir en que el Gobierno aplicará una política fiscal que permita la redistribución de la riqueza.