Tres de cada cuatro trabajadores consigue desconectar del trabajo en vacaciones, según Randstad

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

El 77,8% de los trabajadores afirma que consigue desconectar del trabajo durante el periodo vacacional, lo que supone un aumento de 10 puntos porcentuales respecto al año pasado y se sitúa muy por encima del 22,2% que asegura no llegar a desconectar.

Así se desprende de un estudio realizado por Randstad para conocer si los ocupados desconectan del trabajo durante las vacaciones o no, y que refleja que los menores de 25 años son los que muestran un mayor ratio de ocupados que no consigue desconectar, con un 30,8%. Le siguen los que tienen entre 25 y 45 años (23%) y, por último, los mayores de 45 años (15,4%).

Las razones por las que los ocupados no consiguen desconectar durante el periodo vacacional son diversas, pero la dificultad para poder desvincularse de temas laborales es la más esgrimida por un 49,5% de los profesionales.

La comunicación con la empresa, iniciada por la propia compañía, y que no haya otra persona que se ocupe de esas funciones son la segunda y tercera razón argumentada por los profesionales, con un 25% y un 14,7%, respectivamente.

Las razones menos mencionadas por los encuestados son problemas a la hora de delegar en otro compañero (6,8%) y el contacto por parte del propio trabajador con la empresa (4,1%).

EL 73,4% NO CONTACTA CON LA EMPRESA EN VACACIONES

El porcentaje de ocupados que afirma que no mantiene ningún contacto con la empresa durante el periodo vacacional es del 73,4%, al igual que la cifra de ocupados que logra evadirse del trabajo.

Del 26,6% que sí afirma hacerlo, el 53,1% lo hace a través de llamadas telefónicas y el 49% a través de servicios de mensajería instantánea. A continuación, se encuentra el contacto por correo electrónico (35,9%).

El estudio muestra que el 28,4% asegura desconectar en vacaciones en ese periodo de tiempo, siendo el grupo que mayor tasa alcanza, seguido de aquellos que lo hacen en menos de un día (25,6%). Le siguen los que lo consiguen en un periodo comprendido entre una y dos semanas (21,3%), los que tardan entre cuatro siete días (15,3%) y los de dos semanas (9,4%).

LOS JÓVENES NECESITAN MÁS TIEMPO PARA DESCONECTAR

Por tramos de edad, los profesionales que tienen menos de 25 años son los que necesitan un periodo más largo para desconectar del trabajo. Uno de cada cuatro ocupados de este colectivo (26,4%) afirma que necesita entre una semana y dos para conseguirlo, siendo el colectivo que mayor cifra registra.

A pesar de que los que necesitan más de dos semanas para lograrlo son el grupo que alcanza menor tasa en todos los tramos de edad, por debajo del 11%, los empleados menores de 25 años alcanzan la tasa más alta (10,9%).

En el lado contrario, se sitúan los mayores de 45 años, que son los que tienen mayor capacidad para desvincularse de los temas laborales durante el periodo vacacional.

Por cargo del trabajador, los directivos son el grupo de profesionales que más dificultades tiene para desconectar durante las vacaciones. El 85,7% de estos cargos encuestados afirma que no logra desvincularse del trabajo durante el periodo estival, seguido de los altos directivos (37,5%), los managers (34,9%) y los técnicos (27,2%).