CC.OO. y UGT valoran el plan director por el trabajo digno, pero advierten de que faltan medios

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

CC.OO. y UGT han valorado el plan director por trabajo digno aprobado por el Consejo de Ministros, pero han advertido de que faltan medios y recursos para desarrollarlo de manera eficiente.

UGT ha señalado en un comunicado que comparte las líneas generales del planteamiento que realiza el Gobierno en el plan, pero observa "una cierta diversidad en cuanto a su contundencia y una falta clara de medios para llevarlo a cabo".

El sindicato considera que, junto a las camareras de piso, deberían incluirse en el plan otros colectivos, con actuaciones específicas para las trabajadoras de ayuda a domicilio y para las empleadas del hogar.

Asimismo, UGT pide "deslindar claramente" la frontera entre infracción administrativa y conducta delictiva, "muy diluida" en el ámbito laboral, al tiempo que insta a crear una fiscalía de delitos contra los derechos de los trabajadores para contribuir tanto a los objetivos que persigue el plan director como al objetivo general de proteger adecuadamente los derechos de los trabajadores.

CCOO, por su parte, coincide con el Gobierno en la identificación de los problemas mencionados en el plan, pero entiende que falta concreción en las medidas y en los plazos de actuación y recursos para la Inspección de Trabajo.

"Los problemas están perfectamente identificados, pero los plazos de actuación y las medidas no son lo suficientemente concretos para hacer frente a los grandes problemas que tenemos en el mercado de trabajo, ni tampoco se determinan los recursos necesarios para abordarlo. El propio plan reconoce que en 2018 hay menos personal inspector y de estructura de apoyo del que había en 2010", lamenta CCOO.

El sindicato señala además que algunos objetivos del plan "traspasan" las competencias de la Inspección y que lo que debería hacerse es cambiar la legislación laboral actual; reforzar la negociación colectiva; desarrollar el diálogo social tripartito, y trasladar los contenidos del pacto salarial a los convenios para hacer frente a la precariedad y la explotación laboral.