LAB denuncia que "la elevada temporalidad se ve agravada por una cultura empresarial instalada en el fraude"

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

LAB ha denunciado, tras conocer los últimos datos de la EPA que recogen un descenso del paro en Euskadi en 5.600 personas en el segundo trimestre, lo que sitúa la tasa de desempleo en el 10,12%, que "la elevada temporalidad, la rotación laboral y la parcialidad involuntaria se ven agravadas por una cultura empresarial instalada en el fraude y la precariedad".

En un comunicado, LAB ha reconocido que "la recuperación económica ha favorecido el aumento de puestos de trabajo, pero todavía estamos muy lejos del nivel de empleo alcanzado en la cima del ciclo anterior, justo antes de que explotara la burbuja inmobiliaria y financiera".

En concreto, la central ha señalado que "hace exactamente diez años había alrededor de 103.000 puestos de trabajo más que en la actualidad".

Tras considerar que "después de toda una década perdida, en lo que ha empleo se refiere, sería importante no repetir los mismos errores y el mismo modelo de crecimiento", LAB ha lamentado que "la realidad dista mucho de los buenos deseos", ya que "el empleo generado en el último año, según la EPA, se ha concentrado en ocupaciones de escasa cualificación y baja calidad".

LAB ha destacado que, según la clasificación utilizada por el INE, "más del 40% de los nuevos puestos de trabajo corresponden a ocupaciones elementales y cerca de otro 30% en servicios personales, de restauración y venta".

Además, ha denunciado que este tipo de empleos "van acompañados de salarios de subsistencia, cuando no de miseria" y ha señalado que "otro rasgo a destacar es la precariedad del empleo generado, ya que dos de cada tres empleos creados el último año son temporales, lo que ha disparado la tasa de temporalidad del 23,7% al 25,3%", que, en el caso de la mujeres asalariadas "se eleva hasta el 27,8%".

Por otro lado, ha denunciado que "cuatro de cada diez contratos laborales revisados por la inspección de trabajo están realizados de forma irregular y fraudulenta", de modo que "los elevados índices de temporalidad, rotación laboral y parcialidad involuntaria se ven agravados por una cultura empresarial instalada en el fraude y la precariedad".