Rosell resta importancia a los descuelgues y recuerda que convenios de sector amparan al 90% de trabajadores

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha restado importancia a los descuelgues empresariales de convenios porque afectan a "muy pocas empresas", al tiempo que ha recordado que éstos no son sólo salariales, ya que algunas empresas inaplican aspectos del convenio diferentes a los retributivos.

"(El descuelgue) es un tema de escasa importancia", ha dicho Rosell al ser preguntado por la intención de la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, de endurecer las inaplicaciones de convenios colectivos injustificadas.

El dirigente empresarial, en declaraciones a Capital Radio recogidas por Europa Press, también se ha referido a las afirmaciones de Valerio sobre la necesidad de que el convenio sectorial prevalezca sobre el de empresa, a diferencia de lo recogido en la reforma laboral de 2012.

Rosell ha señalado que "por muchas teorías que hagan unos y otros", la realidad es que cerca del 90% de los trabajadores están amparados por convenios sectoriales, una cifra que no ha variado con la reforma laboral.

"Los convenios que existen en España y son más importantes son los sectoriales provinciales. Los autonómicos no tienen importancia ni la tendrán. En las empresas hay mucho convenio, 4.500, pero sólo representan al 11% (de los trabajadores). Y es verdad que cada año aparecen unas 500 ó 600 nuevas unidades de negociación, pero afectan a muy pocas empresas. Esa es la realidad. Lo demás es filosofía barata", ha apuntado.

Rosell no ha negado la necesidad de modernizar la negociación colectiva, es más, se ha mostrado muy partidario de adaptarla a la realidad porque muchos convenios vienen ya de lejos y los negociadores, tanto sindicales como empresariales, se han ido jubilando, por lo que se necesita gente formada y con conocimiento para que puedan negociar convenios.

En cuanto a la subida de impuestos que planea el Gobierno, el líder de la CEOE ha insistido en que hacer pagar más a las empresas "seguro que afectaría a los salarios" de los trabajadores, porque, al final, "las empresas tienen el dinero que tienen".