Montero rechaza que un impuesto a la banca vaya a encarecer el crédito y dice que el sector debe aportar más

    Fuente:
  • Agencia Europa Press
  • La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha rechazado que un impuesto a la banca vaya a encarecer el crédito, y ha añadido que este tipo de declaraciones son "un clásico" cuando se plantea algo así, pero que "no tienen sentido".

En una entrevista en Canal Sur TV recogida por Europa Press, la ministra ha indicado que en este sector "hay margen" para una medida en este sentido, y ha asegurado que el sector bancario "aporta menos comparativamente que el resto del sector empresarial".

La ministra ha destacado la necesidad de adaptar la fiscalidad a la nueva sociedad surgida del proceso de globalización, a los retos tecnológicos y a la digitalización. "No se trata de subir impuestos a los ciudadanos", ha afirmado.

Así, ha asegurado que "muchas revoluciones no han sido contempladas por el actual espacio fiscal" y hay que trabajar por que "aquellos que no tienen contemplada en su fiscalidad su contribución, lo puedan hacer", al tiempo que, además, se "elimina la competencia desleal", ya que "muchas empresas tradicionales entienden que pagan más impuestos que los sectores emergentes".

En este sentido, ha señalado a las grandes empresas tecnológicas, para que "todas las transacciones tecnológicas tengan su repercusión en la recaudación de impuestos" --la conocida como 'tasa Google'-- y al sector bancario, que "aporta menos comparativamente que el resto del sector empresarial".

Al mismo tiempo, ha llamado a recuperar la pedagogía sobre la fiscalidad ante "la sensación de que ésta no es justa", sobre todo en el caso de las grandes empresas. Así, ha indicado que su departamento está trabajando con el objetivo de que "el que más tiene, sea el que pague".

Por último, ha señalado lo bien recibida que ha sido la propuesta de conseguir deducciones para las empresas que eliminen la brecha salarial entre hombres y mujeres o coloquen a mujeres en puestos de responsabilidad. "Debería ser un comportamiento instalado", ha indicado la ministra, quien ha afirmado que "las conquistas feministas llegarán al último rincón" con este gobierno socialista.