Cs exige un plan de choque contra la economía sumergida y endurecer las acciones contra el fraude fiscal

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

Ciudadanos ha reclamado un plan de choque para acabar con la economía sumergida y endurecer las acciones contra el fraude fiscal, planteando una serie de medidas, entre las que se encuentra el aumento de medios humanos y materiales de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT).

Así figura en una proposición no de ley, recogida por Europa Press, que los diputados Vicente Ten Oliver y Toni Roldán han registrado en el Congreso para someterla a debate y votación en el Pleno de la Cámara Baja.

En ella exigen al Gobierno "combatir decididamente el fraude, la evasión fiscal y la economía sumergida" con la adopción de una batería de medidas, comenzando con la elaboración de un estudio oficial sobre la economía sumergida, así como un plan de choque para su erradicación en colaboración con las comunidades autónomas.

Según relatan ambos diputados, la pérdida de recaudación por culpa de la economía sumergida alcanza casi el 23% de los ingresos fiscales, según un reciente estudio de la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas), lo que equivaldría a una cifra cercana al 6% del PIB, unos 70.000 millones de euros.

En Ciudadanos lamentan que por cada euro que España dedica a la lucha contra el fraude, Alemania dedique 5 y Francia 3,5, mientras que el personal de la plantilla de la Administración Tributaria también es sustancialmente inferior que en el resto de países. Si en España hay un empleado por 1.958 habitantes, en Francia hay un trabajador por cada 942 personas, en el Reino Unido por cada 929 y en Alemania por cada 740.

MÁS MEDIOS Y RECURSOS PARA LA INSPECCIÓN

Para abordar esta problemática, desde la formación naranja proponen reforzar los medios, las competencias y las sanciones de los órganos inspectores, como la AEAT, el Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac) y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, para combatir cualquier tipo de fraude.

Respecto al Sepblac, Ciudadanos pide reforzar este servicio y endurecer las multas a los bancos que cooperen en el blanqueo o en el fraude de sus clientes, que en la AEAT Ciudadanos insta a aprobar un nuevo Estatuto de la Agencia Tributaria que refuerce su autonomía y profesionalidad y evite injerencias políticas, y aumentar sus medios materiales y humanos.

Una reclamación que extiende a la Inspección de Trabajo, pues aboga por aumentar el número de inspectores y subinspectores de Trabajo y Seguridad Social, y reforzar sus actuaciones contra el fraude en sectores y áreas específicos.

Concretamente, la formación naranja apuesta por una nueva Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social, adaptándola a las actuales condiciones de precariedad. También quiere que se refuerce la cuantía de las sanciones en materia de relaciones laborales, favorezca la disuasión ante las infracciones e incentive el cumplimiento de la normativa.

MÁS SANCIONES Y CONTROL

Por otro lado, Ciudadanos pide reformar la figura del delito fiscal, con el fin de "hacerla más efectiva", endureciendo las penas y alargando los períodos de prescripción y la adopción de una serie de medidas concretas que contribuyan a una mejor lucha contra el fraude.

Por ejemplo, exigir a las entidades financieras que informen sobre operaciones de sus clientes en paraísos fiscales en las mismas condiciones que dan información de los demás clientes, limitar los pagos en efectivo en las transacciones financieras a los 1.000 euros y establecer el derecho de los consumidores a poder pagar cualquier bien o servicio de más de 10 euros a través de una tarjeta de crédito.

Asimismo, reclama la devolución a la AEAT del control fiscal de las Sicavs, reforzando su control en las mismas, la eliminación del régimen de Entidades de Tenencia de Valores Extranjeros (ETVE) y la revisión del régimen de estimación objetiva, con el objetivo, señala esta formación, de minimizar el fraude fiscal que se pudiera producir a través de tal instrumento tributario.

Este grupo también apuesta por revisar la lista de paraísos fiscales para incluir Estados que no cooperan de forma efectiva y liderar "de forma activa" en la UE, la OCDE y cualquier ámbito internacional "una agenda ambiciosa de transparencia y armonización de la fiscalidad europea e internacional, y de lucha contra la evasión fiscal, la elusión y los paraísos fiscales".