El PP propone una pensión de orfandad que, en situación de vulnerabilidad, no tenga en cuenta la cotización

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

El PP ha propuesto la creación de una pensión no contributiva de orfandad para aquellos casos en los que no se cumplan los requisitos de cotización contemplados en la actual prestación, pero existan situaciones de vulnerabilidad por no alcanzar un determinado nivel de rentas.

Para ello, los 'populares' han registrado en el Congreso una proposición no de ley, recogida por Europa Press, que buscan debatir y someter a votación en la Comisión de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social de la Cámara Baja.

En su iniciativa instan directamente al Gobierno a presentar una propuesta para incluir en la Seguridad Social una nueva prestación de orfandad no contributiva para garantizarla a aquellos huérfanos cuyos progenitores fallecidos no cumplan los requisitos para ser causantes de una pensión de orfandad de nivel contributivo.

Tal como recuerdan, actualmente se puede cobrar esta prestación cuando el progenitor fallecido hubiera cubierto 15 años cotizados o estuviera en situación de alta o asimilada a la alta, aunque no hubiera cubierto ningún período previo de cotización.

El PP señala que, en caso de no darse estas circunstancias, el sistema no contempla que el huérfano o la unidad familiar a la que pertenezca carezca de medios suficientes. Por ello, llama a atender una "situación de necesidad más acuciante", en tanto en cuanto "afecta a la franja social más vulnerable y dependiente, como es la infancia y la adolescencia o a las personas más jóvenes".

MÁS COBERTURA EN "UN CONTEXTO DE RECUPERACIÓN"

"A través de esta iniciativa se daría un paso más en la cobertura de las situaciones de necesidad que menciona nuestra Carta Magna, lo que parece oportuno en el actual contexto de recuperación económica mediante el establecimiento de una prestación de orfandad no contributiva", reflexionan los 'populares' en su iniciativa.

Esta formación plantea que la prestación beneficie a los hijos del causante fallecido menores de 25 años o mayores de esa edad que están incapacitados para el trabajo y que esté condicionada a una serie de requisitos, entre los que se encontrará el carecer de un determinado nivel mínimo de rentas.

Dicha carencia de rentas habrá de ir referida, como en el caso de las restantes pensiones no contributivas, al conjunto de la unidad familiar del huérfano, y su importe, así como el límite de rentas exigido para ser beneficiario de la misma, a una cuantía "que permita mantener la necesaria coherencia entre el nivel de protección otorgado a través de esta prestación y el garantizado como mínimo a través de las pensiones de orfandad del nivel contributivo".