Telefónica no ve "con malos ojos" un impuesto a grandes tecnológicas, pero de forma coordinada con Europa

    Fuente:
  • Agencia Europa Press
  • Advierte de que subir el Impuesto sobre Sociedades podría implicar "pérdida de competitividad fiscal"

La directora financiera de Telefónica, Laura Abasolo, ha asegurado que la compañía "no ve con malos ojos" que se establezca un impuesto a las grandes tecnológicas, pero ha incidido en debe hacerse con un consenso más general y de forma coordinada entre todos los países de la Unión Europea (UE).

En la presentación de Informe Integrado 2017 de Telefónica, Abasolo ha señalado que este impuesto podría ser un catalizador para adaptar el actual sistema fiscal al mundo digital, pero ha incidido en la importancia de que haya un consenso "más general".

Por ello, no se ha mostrado partidaria de que España aplique este tipo de impuesto de forma individual, sino que es mejor que lo haga de forma coordinada con el resto de estados miembros y se ajuste a la directiva, para, entre otras cosas, definir que servicios están sujetos y evitar la doble imposición.

En este sentido, ha recordado que en Telefónica están a favor del denominado 'level playing field', que se traduce como 'las mismas normas para todos los jugadores', y ha añadido que hoy en día no es tan obvio que estén pagando por los ingresos que generan en determinados países.

Así, ha incidido en que se están produciendo "ciertas ineficiencias tributarias" debido a que el actual sistema fiscal está hecho para el mundo analógico, no digital, por lo que este impuesto podría servir de catalizador. "No lo vemos con malos ojos", ha añadido.

Sobre la propuesta del Gobierno de elevar el tipo mínimo de sociedades al 15%, ha señalado que el actual Impuesto de Sociedades en España es "adecuado" comparado con el de otros países de la UE, y ha advertido de que subir los tipos podría "implicar pérdida de competitividad fiscal".

Telefónica pagó el pasado ejercicio a las haciendas públicas locales 23,4 euros de cada 100 que ingresó, de los que 6,4 euros van destinados al pago de impuestos soportados y 17 euros al de recaudados, en línea con el porcentaje del 20-21% que ha registrado en los últimos años.

Esto supone que la contribución tributaria total de la compañía el pasado año se sitúo alrededor de los 12.000 millones de euros, de los que un total de 2.777 millones de euros contribuyeron a España.

En este contexto, Abasolo ha defendido que Telefónica es un "gran contribuyente" a las haciendas públicas de España y del resto de países en los que está presente. "Somos grandes contribuyentes, tenemos una política fiscal transparente y nos parece bien pagar impuestos, es lo que nos toca como empresa y como ciudadanos", agrega.