Más de la mitad de los trabajadores mayores de 55 años ven descartados automáticamente sus currículos

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

El 52% de los currículos de trabajadores mayores de 55 años son descartados por los profesionales de recursos humanos de manera automática, fundamentalmente por "prejuicios" relacionados con la edad, según el X informe 'Tu edad es un tesoro' elaborado por la Fundación Adecco.

En concreto, el 65% de los reclutadores piensa que los mayores de 55 años no encajarían en la plantilla de sus empresas porque la mayor parte de sus trabajadores son jóvenes; el 18% los descarta porque cree que pedirán un salario más elevado, y el 17% rechaza su currículum porque estima que sus competencias están desfasadas.

De acuerdo con este informe, durante el último año, siete de cada diez profesionales de recursos humanos no ha seleccionado a nigún trabajador mayor de 55 años para que trabaje en su empresa. La misma proporción de trabajadores mayores de 55 lleva más de un año en el paro, frente a la tasa de paro de larga duración del 50% que presenta España a nivel general, esto es, incluyendo a todos los grupos de edad.

El número de parados mayores de 55 años se ha reducido un 1,2% en el último año, aunque a un ritmo muy inferior a la media (-10,8%). Su proporción sobre el total de desempleados es cada vez mayor, pues mientras en 2012 representaban el 8,5%, en 2017 suponían el 14,6% del cojunto de personas sin empleo.

El director general de la Fundación Adecco, Francisco Mesonero, ha destacado la "significativa cronificación" del desempleo entre los mayores de 55 años: "Encuentran grandes dificultades para colocarse o reengancharse al mercado laboral, con lo que no consiguen abandonar las listas del paro", subraya.

Mesonero advierte de que esta situación lleva en muchos casos a recurrir a la economía sumergida, por lo que regularizar esos empleos abriría una "gran oportunidad para reconocer social y económicamente trabajos como el cuidado a dependientes, uno de los menos controlados y en los que más se concentran los trabajadores senior".

La Fundación Adecco considera que hacer deducibles los gastos derivados del hogar, fomentar la educación cívico-tributaria, generalizar los medios de pago electrónicos o permitir una mayor penetración de las agencias de colocación ayudarían a reducir la economía sumergida y a que el Estado obtuviera de este modo unos ingresos extra de 3.300 millones de euros.

Para reducir la discriminación por edad en los procesos de selección, la Fundación Adecco realiza una serie de recomendaciones, entre ellas permitir currículos 'ciegos' (evitando mencionar la edad o la procedencia del profesional); poner en marcha sistemas de entrevistas cerrados, con preguntas estandarizadas; eliminar "vicios" en los procesos de selección, sin poner etiquetas al candidato, e impulsar el intercambio generacional en las propias empresas, con proyectos de trabajo que permitan trabajar juntos a trabajadores jóvenes y seniors.