El 80% de los empleados del sector financiero se siente inseguro en su puesto de trabajo

    Fuente:
  • Agencia Europa Press
  • El 80% de los empleados del sector financiero se siente inseguro en su puesto de trabajo y hasta el 91% no cree que el clima vaya a mejorar en los próximos años.

Así se desprende de la encuesta elaborada por el sindicato FINE, que revela que la gran mayoría de empleados del sector financiero no se encuentra seguro en su trabajo, no se siente respetado ni valorado ni por los ciudadanos ni por sus superiores y tampoco cree que el clima laboral vaya a mejorar en los próximos años.

La encuesta revela que el 91% de los trabajadores de dicho sector no cree que el clima laboral vaya a mejorar en los próximos años, mientras que el 84% reconoce padecer sobrecarga de trabajo que le ha provocado trastornos del sueño, ansiedad o estrés, para los que el 44% ha precisado medicación en algún momento.

Por otro lado, el 77% se siente poco valorado por sus superiores y el 46% opina que sus condiciones de trabajo no le permiten desarrollar su labor con normalidad.

En el ámbito de la conciliación, el 63% se ha perdido un evento deportivo o actividad cultural de sus hijos por motivos laborales, mientras que el 43% no ha podido asistir a una reunión familiar,

el 35% ha tenido que cancelar algún evento cultural y el 27% ha tenido que suspender viajes previstos a causa del trabajo.

Todo esto, según FINE, lleva al 43% de los financieros a no poder conciliar adecuadamente vida familiar y laboral dadas las horas que dedica diariamente al trabajo.

Para el presidente del sindicato, Luis José Rodríguez Alfayate, los resultados revelan que los empleados de entidades financieras "no reciben suficiente apoyo de sus superiores cuando se enfrentan a situaciones conflictivas, tampoco reciben formación ni cuentan con recursos suficientes para afrontar momentos delicados, ni mucho menos se sienten apreciados por la sociedad".

Por su parte, secretario general de FINE, Jordi Freixes, subraya que "es el día a día del empleado del sector financiero que, especialmente tras la crisis y por los recortes, percibe claramente la falta de personal en las oficinas, según señala un 69% de los encuestados, por lo que se ve obligado a alargar su jornada laboral, teniendo que sacrificar su vida familiar".

Según aclara la organización sindical, el 78% de los participantes en la encuesta tiene entre 36 y 55 años, tiene uno o dos hijos y lleva trabajando en el sector financiero entre 10 y 30 años, siendo el 60% de ellos hombres y el 40% mujeres.