Draghi pide crear un "instrumento fiscal" anticrisis para la zona euro

    Fuente:
  • Agencia Europa Press
  • La eurozona necesita dotarse de una nueva herramienta fiscal que contribuya a la convergencia entre los países de la zona euro durante periodos de crisis, relajando así los riesgos para los miembros más débiles y evitando sobrecargar a la política monetaria, según ha planteado el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, durante un discurso pronunciado en Florencia.

En su intervención, el banquero italiano ha señalado la importancia de que la zona euro pueda contar con algún tipo de función estabilizadora común que evite una excesiva divergencia entre sus miembros durante los periodos de crisis, recordando que con este objetivo se establecieron el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEdE) y el programa de compra de bonos soberanos a cambio de reformas (OMT).

Sin embargo, Draghi ha advertido que la condicionalidad vinculada a dichas facilidades conlleva unas limitaciones presupuestarias de carácter procíclico, por lo que ha instado a los líderes de la zona euro a establecer un instrumento adicional de carácter fiscal.

"Necesitamos un instrumento fiscal adicional para mantener la convergencia durante las crisis sin sobrecargar la política monetaria", ha planteado el presidente del BCE, que parece alinearse así con las tesis defendidas desde Francia por Emmanuele Macron y desde Washington por Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), quien en marzo recomendaba la creación de un fondo común de emergencia en la eurozona.

"El objetivo (del nuevo instrumento fiscal) sería proporcionar una capa extra de estabilización, reforzando así la confianza en las políticas nacionales", ha explicado Draghi, reconociendo de antemano la complejidad no solo de diseñar tal herramienta, sino de lograr su encaje legal en el Tratado y de determinar a nivel político su alcance y qué forma adoptaría.

"Nuestro trabajo sobre el diseño y adecuado marco temporal para un instrumento así debería seguir adelante", ha defendido el presidente del BCE, subrayando que el deber de las autoridades de la zona euro es devolver la confianza recibida por parte de los ciudadanos abordando aquellas áreas de la unión monetaria que todos saben que aún no se han completado.

COMPLETAR LA UNIÓN BANCARIA

Asimismo, Mario Draghi ha reiterado la necesidad de completar la unión bancaria mediante la puesta en marcha de un marco de resolución y la creación de un fondo europeo de garantía de depósitos correctamente diseñado, que reduciría el riesgo de pánico bancario.

"De este modo, completar la unión bancaria y del mercado de capitales es una condición necesaria para ampliar el reparto de riesgos a nivel privado en la zona euro", ha añadido, recordando el carácter "esencial" de contar con un marco regulatorio, legal y judicial coherente para una integración profunda y resiliente.

En este sentido, Draghi ha señalado las diferencias entre la zona euro y EEUU, donde la Corporación Federal de Garantía de Depósitos (FDIC), el órgano encargado de intervenir aquellas entidades inviables, cuenta con el respaldo del Tesoro de EEUU.

"Este ejemplo subraya que la dicotomía entre reducción del riesgo y riesgo compartido que caracteriza el debate actual es, en muchos sentidos, artificial. Con el marco adecuado, estos dos objetivos se refuerzan mutuamente", ha apostillado.