Bizkaia pagó 1,6 millones de euros en 2017 a seis entidades financieras colaboradoras para presentar el IRPF

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

La Diputación foral de Bizkaia abonó el pasado año 1.676.454,92 euros a Kutxabank, Laboral Kutxa, BBVA, Banco Santander, Banco Sabadell y CaixaBank, entidades colaboradoras que ofrecen a la ciudadanía en torno a 300 oficinas desde las que poder elaborar y presentar sus declaraciones de IRPF. A través de todas ellas, el pasado año se presentaron más de 134.000 declaraciones, de las que algo más de 3.500 fueron confeccionadas en euskera.

Según ha informado la Cámara foral, estos datos han sido ofrecidos esta mañana en una comparecencia, ante la Comisión de Hacienda y Finanzas de las Juntas Generales de Bizkaia, del diputado Foral de Hacienda y Finanzas, José María Iruarrizaga, quien ha explicado los detalles del convenio de colaboración con seis entidades financieras para asistir a la ciudadanía en la confección de sus declaraciones de renta y patrimonio, una colaboración que data de 1994, que solo se registra en el territorio histórico de Bizkaia, y que el responsable foral ha valorado muy positivamente.

Según ha relatado, de cara a este año se han introducido novedades como la posibilidad de escanear los justificantes, así como una nueva tabla de cálculo de retribuciones a las entidades financieras por el servicio prestado.

El responsable ha calificado de "muy positiva" una experiencia que se viene llevando a cabo desde el año 1994, por constituir un servicio complementario que facilita el cumplimiento de obligaciones tributarias y que, en el ámbito del Estado, solo está disponible en Bizkaia.

MEDIDAS DE SENSIBILIZACIÓN

Por otro lado, José María Iruarrizaga ha respondido a otra cuestión relacionada con las obligaciones tributarias de la ciudadanía, en este caso una pregunta oral planteada por el juntero del Grupo Popular Vizcaíno Javier Ruiz sobre medidas de sensibilización para el pago de impuestos. El apoderado ha preguntado por las iniciativas del Departamento de Hacienda destinadas a concienciar a la ciudadanía en esta materia.

A este respecto, el responsable foral ha expuesto que existen diferentes líneas de actuación, dirigidas tanto a personas físicas como jurídicas, "centradas en dos mensajes fundamentales: el primero que no existen excusas para no cumplir con la obligación fiscal, y el segundo que quien no cumple, lo paga".

También ha puesto en valor iniciativas como los módulos educativos para alumnos a partir de 4º de la ESO, que en el presente curso lectivo han alcanzado a 62 centros, o los 175.000 euros que el Departamento de Hacienda invierte anualmente en campañas de comunicación. Para el juntero popular, la Hacienda Foral "facilita mucha información, pero se esfuerza poco en sensibilización, en explicar el por qué de los impuestos y los beneficios que reportan".

LOTERÍAS Y APUESTAS DEL ESTADO

El orden del día de la Comisión se ha completado con sendas solicitudes de EH Bildu y del Grupo Mixto en torno a la Delegación de Loterías y Apuestas del Estado en Bizkaia, su realidad actual y sus previsiones.

José María Iruarrizaga ha recalcado que "se trata precisamente de eso, de una delegación, que percibe una comisión en función de sus ventas y que no puede establecer planes o actividades, ya que son competencia del Estado".

También ha explicado que cuenta con una plantilla de 23 personas y un presupuesto para este año de 1,7 millones de euros, y que intermedia con una red comercial de 285 puntos de venta de boletos de la Quiniela, el Quinigol, Lotería Primitiva, Bonoloto, Gordo de la Primitiva, Euromillones y la Apuesta Hípica.

Ante los requerimientos de información en torno a las pérdidas que registra la Delegación y a la negociación con la entidad estatal que gestiona estas apuestas, Iruarrizaga ha señalado que se trata de modalidades en declive frente al juego online, y que la comisión percibida es "insuficiente" para rentabilizar la actividad.

Aún así, ha asegurado que su Departamento se esforzará en lograr la mejor comisión posible en la negociación con Madrid, pero que en ningún caso se ha planteado rebajar sueldos o privatizar el servicio, a pesar de que Bizkaia constituye, junto con Barcelona y Jaén, los únicos casos donde sigue siendo público.