Un juez bilbaíno libera a unos padres del aval hipotecario de su hijo al ver la cláusula "abusiva y poco transparente"

    Fuente:
  • Agencia Europa Press
  • OCU anima a los usuarios afectados a reclamar las cláusulas "abusivas" de los bancos, especialmente la cláusula suelo y los gastos de formalización

El Juzgado de Primera Instancia número 11 de Refuerzo de Bilbao ha declarado "nula por abusiva" y por falta de transparencia la cláusula de afianzamiento o aval que unos padres prestaron a su hijo para la compra de una vivienda. De esta forma, ha fallado a favor de una familia de Barakaldo al entender que el aval era "abusivo" y además el banco "no explicó bien a los padres y hermanos" lo que éste implicaba y sus consecuencias.

Según ha informado el bufete bilbaíno Montero, Rocha y Asociados,

en este caso, un joven con ingresos "discretos e inestables" pidió una hipoteca Blue joven a BBVA y la entidad requirió el aval de los padres y de los hermanos. Cuando el hipotecado empezó a tener problemas para pagar, el banco escribió a sus progenitores advirtiéndoles de que podría embargar su vivienda. Ante este aviso, el padre del joven, por el miedo de perder su propia vivienda, empezó a abonar las cuotas de la hipoteca de su hijo.

El bufete ha señalado que, tras esta sentencia, de ahora en adelante BBVA sólo podrá reclamar al hipotecado, no a sus avalistas, y ha destacado que "se trata de la primera sentencia de estas características en Bizkaia y abre la puerta a miles de reclamaciones porque, el 80% de las hipotecas entran dentro de este mismo supuesto".

OCU ANIMA A RECLAMAR

Tras conocer esta sentencia, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha denunciado que las cláusulas "abusivas" impuestas por los bancos en la contratación de servicios causan un "grave perjuicio a los consumidores", por lo que ha animado a los usuarios afectados a reclamar las cláusulas "abusivas" de los bancos, especialmente la cláusula suelo y los gastos de formalización, que han afectado a más de 6 millones de familias por un importe de más de 20 millones de euros.

Para ayudarles, la Organización de Consumidores y Usuarios ha recordado que tiene en marcha una campaña contra las Cláusulas Abusivas a través de la cual los afectados pueden informarse y recibir ayuda para recuperar su dinero.

Durante los últimos tres años, los expertos jurídicos de OCU han atendido más de 82.000 consultas y están defendiendo a más de 5.000 consumidores reclamando más de 20.000.000 de euros para sus socios.

"Aun así, son todavía muchos los consumidores que a pesar de las muchas sentencias favorables no han reclamado ante las entidades financieras. Principalmente por las dificultades que los bancos ponen a los usuarios obligándoles a acudir a la vía judicial, desincentivando de esta manera a que los consumidores reclamen la devolución de las cantidades pagadas de más. Si los consumidores no reclaman, la banca gana", ha concluido.