El Congreso debate el martes 13 de marzo sobre el poder adquisitivo de las pensiones a la espera de que comparezca Rajoy

    Fuente:
  • Agencia Europa Press
  • La oposición espera del presidente el anuncio de mejoras que no han podido ser acordadas tras meses de debates en el Pacto de Toledo

El Pleno del Congreso acogerá la comparecencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para hablar del futuro del sistema público de pensiones, unas explicaciones que llegarán justo un día después del debate, y previsiblemente votación, de una iniciativa sobre cómo mantener el poder adquisitivo de estas prestaciones.

Así, el PSOE ha 'colado' en el orden del día de este martes 13 de marzo una iniciativa para reclamar al Gobierno que asegure unas "pensiones dignas" y recupere su poder adquisitivo, tal y como vienen demandando desde el inicio de legislatura junto con varios grupos, incluso a través de leyes, como las manifestaciones de jubilados que vienen celebrándose desde hace varias semanas.

ÚNICA VOTACIÓN EN PLENO

Todo ello tras no lograr que el Gobierno propusiera al Congreso la votación de propuestas concretas de los grupos en el Pleno de la comparecencia de Rajoy, que comenzará a las 9 horas del miércoles. El debate tendrá un formato similar a las sesiones informativas sobre los Consejos de la Unión Europa, y a su término llegará la habitual sesión de control al Gobierno.

La comparecencia de Rajoy tendrá lugar a petición propia, a pesar de que todos los grupos habían anunciado ya su intención de apoyar la solicitud de Unidos Podemos para que tanto el presidente, como su ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, explicaran en el Pleno la aplicación del factor de sostenibilidad, que entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2019, y el futuro de las pensiones.

En ella todos los grupos creen que el presidente hará algún tipo de anuncio para mejorar las pensiones: "Si ha aceptado venir es para hacer algún anuncio. Lo contrario no tendría ningún sentido", argumentaba esta semana en el Congreso la portavoz de Unidos Podemos en el Pacto de Toledo, Aina Vidal.

De hecho, todos los grupos han venido reclamando desde el inicio de la legislatura medidas para garantizar la sostenibilidad del sistema público de pensiones y una mayor iniciativa del Ejecutivo en esta cuestión. "Si nos tiene que traer un regalo en forma de IPC lo felicitaremos, aunque las cosas no se hacen así", especuló, por su parte, su homóloga socialista, Mercè Perea.

EL PP DESCARTA VOLVER SÓLO A LA INFLACIÓN

Sin embargo, el Gobierno parece lejos de retomar la indexación de las pensiones, que únicamente defienden ya como línea roja PSOE y Unidos Podemos. Así, el portavoz de los 'populares' en el Pacto, Gerardo Camps, rechazó una vinculación de forma exclusiva a la inflación y descartó "cambios sustanciales" en las reformas realizadas.

Pese a ello, aseguró que el PP está dispuesto a hablar de todo, aunque pidió una valoración económica de cada una de las propuestas, reclamación que la oposición entiende como un intento de ganar tiempo a la espera de lo que pueda anunciar el presidente. En todo caso, todos los grupos dan por hecho que el PP deberá, como poco, matizar la actual fórmula, que con el actual desfase financiero de la Seguridad Social únicamente garantiza una subida suelo anual del 0,25%, fuertemente contestada por los pensionistas.

Más aún después de que Ciudadanos se abriera a aceptar una revalorización que garantizara el poder adquisitivo de las pensiones, aunque condicionada a la aprobación de una reforma laboral y de medidas que fomentaran la natalidad.

PNV Y PDECAT PROPONEN FÓRMULAS INTERMEDIAS

Durante el debate de esta semana en el Pacto de Toledo, la comisión retomó tras las protestas de los pensionistas el debate sobre cómo mantener el poder adquisitivo de las pensiones, aunque en un tono mucho más constructivo, según confirmaron varios portavoces a la salida.

A priori parece haber cierto margen para el acuerdo, pues se llevaron propuestas intermedias para mejorar la revalorización de las pensiones, aunque no al ritmo fiel de la inflación. Así, tanto PNV, socio del PP para sacar adelante cuestiones donde el Gobierno cuenta con menos apoyos, como el PDeCAT, pusieron encima de la mesa una posible revalorización que tuviera en cuenta la subida de los precios, pero también el crecimiento económico o los salarios.

De hecho, el PDeCAT llegó a proponer la suspensión del factor de sostenibilidad, cuyo efecto aún no ha sido anunciado por el Gobierno, aunque diferentes estimaciones confirman un futuro recorte en el cálculo de la pensión por vincularlo a una mayor esperanza de vida, a cambio de encontrar una fórmula que permitiera alargar la edad de jubilación.