El PSOE lleva al Congreso una ley para eximir del IRPF a las pensiones extranjeras de invalidez e incapacidad

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

El PSOE ha registrado en el Congreso una proposición de ley con la que quieren homologar las pensiones procedentes del extranjero por incapacidad absoluta o gran invalidez y eximirlas del pago del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Los socialistas reclaman que no se inicie ninguna investigación o liquidación, que las ya iniciadas se suspendan y que toda liquidación que produzca sobre estas prestaciones no dé lugar a recargos, ni a intereses ni sanciones.

En la ley, los socialistas también recogen la exención de tributar a aquellas pensiones públicas procedentes del extranjero cuando exista doble imposición, y establecen la obligación de devolver de oficio los importes cobrados hasta ahora.

CRITICAN EL "ACOSO" DE MONTORO A LOS PENSIONISTAS

Tras registrar la iniciativa, la portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, ha justificado su proposición por el "acoso" al que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, somete a exiliados y emigrantes que han vuelto.

Robles ha criticado duramente la campaña iniciada en 2013 por la Agencia Tributaria para enviar requerimientos en los que se notificaba la liquidación por IRPF de pensiones devengadas en el extranjero no declaradas, alertando de una posible sanción por no declarar la renta ya percibida.

"Se les está haciendo un acoso que no se ha hecho con aquellos a los que en su día se les dio una amnistía fiscal", ha cargado Robles, lamentando que España sea un país "donde a los defraudadores se les da todo tipo de beneficios" y que las personas mayores que vuelvan al país "sean objeto de acoso".

CIFRA EN 850.000 LAS PERSONAS AFECTADAS

En este sentido, ha señalado que, según lo manifestado en encuentros con colectivos de personas emigrantes retornadas, hay mayores que han tenido que "pedir préstamos para cumplir sus obligaciones", a pesar de que después Hacienda les ha devuelto ese dinero. Según la portavoz socialista, hay 850.000 personas afectadas por esta situación, de las que únicamente 160.000 han regularizado su pensión.

En una reciente respuesta parlamentaria sobre este asunto, recogida por Europa Press, el Ejecutivo cifraba en 319 millones de euros los ingresos procedentes de este proceso de regularización por rentas percibidas entre 2010 y 2013, correspondiente a declaraciones de un total de 147.462 los declarantes.

Sin embargo, el Gobierno aseguraba que ninguna de estas declaraciones había tenido cobro de intereses, recargos ni sanciones. En todo caso, el PSOE asegura en su iniciativa el reintegro de todo importe no devuelto por recargos, intereses o sanciones cuando no hubieran sido solicitado por los declarantes en plazo.

BORRADOR CON CANTIDADES SUJETAS A TRIBUTAR

Con el fin de facilitar la situación de estos pensionistas, el PSOE también ha incluido en su ley la obligación de ofrecer un borrador de declaración del IRPF con el importe de estos ingresos que considere que están sujetos a tributación, sin perjuicio de los supuestos en los ya citados casos de doble imposición.

En caso de que el contribuyente considere que este borrador no refleja su situación tributaria, este deberá presentar la correspondiente declaración, pudiendo instar a la rectificación del borrador. Si alegara exención de la pensión extranjera por incapacidad absoluta o gran invalidez, la autoliquidación quedaría en suspenso hasta que Hacienda homologue dichas prestaciones.