Hacienda y sindicatos no consensúan la subida salarial de funcionarios y se emplazan para el 7 de marzo

    Fuente:
  • Agencia Europa Press
  • Finalizan la reunión sin acuerdo

Las principales organizaciones sindicales representantes de los funcionarios (CC.OO., UGT y CSIF) han finalizado la reunión de este lunes sin llegar a un consenso respecto a la subida salarial de los empleados públicos para este año, por lo que la negociación para el incremento de la retribución continuará el próximo 7 de marzo.

En concreto, la mesa de diálogo ha vuelto a cerrar este lunes su reunión sin alcanzar ningún acuerdo sobre salarios, empleo público y condiciones laborales de los funcionarios. Este lunes se ha hablado sobre retribuciones para continuar con las negociaciones sobre la subida salarial de los empleados públicos para este año, mientras que en próximas reuniones se abordarán el resto de materias y los temas que aún quedan pendientes.

Tras la reunión, el coordinador del Área Pública de CC.OO., Pepe Fernández, ha afirmado que en el encuentro se ha presentado la propuesta de incremento salarial de la administración para este año, subida salarial, que, según el sindicato, empeora la oferta que hizo el Gobierno en septiembre y es "insuficiente".

"La administración tiene margen de maniobra y capacidad para mejorar su oferta salarial", ha apostillado Fernández, tras asegurar que si no la mejora, el Gobierno se encontrará ante un conflicto social "importante" y los sindicatos se levantarán de la mesa de negociación. "Esperamos que la administración recapacite y esté a la altura de las circunstancias y las necesidades que en estos momentos tenemos los empleados públicos", ha añadido.

Desde UGT, su Federación de Empleados de los Servicios Públicos (FeSP-UGT) ha asegurado que la propuesta de condiciones laborales y de empleo está "muy avanzada, pero no definitivamente cerrada" y que la negociación continúa en materia de salarios. De hecho, ha asegurado que estudiarán la propuesta que ha hecho Hacienda este lunes en materia salarial y que se revisará el próximo miércoles.

Asimismo, la organización que lidera Pepe Álvarez cree que por primera vez desde 2010 "se está posibilitando la creación de empleo neto". No obstante, ha asegurado que la importancia del sindicato es que se llegue a un acuerdo global.

Lo que sí se ha acordado, según han informado fuentes sindicales, es que, en materia de empleo, la tasa de reposición se sitúe por encima del 100% en el caso de la policía local.

Ambas partes se habían fijado como fecha límite para el acuerdo el 1 de marzo, pero después del encuentro del pasado lunes decidieron ampliar este plazo y programar nuevas reuniones para los próximos días, con lo que han ampliado hasta al menos el 12 de marzo el plazo para trabajar por un acuerdo.

En el ámbito salarial, la Administración propuso en su día una subida de entre un mínimo del 5,25% y un máximo del 8% para los tres próximos años. En detalle, el incremento que ofreció Hacienda contempla una subida fija del 1,5% para 2018, del 1,75% para 2019 y del 2% para 2020, a la que se sumaría otra parte variable ligada a la evolución de la economía española.

Esta parte variable podría aportar, si se cumple la previsión de crecimiento del Gobierno, un alza adicional del 0,25% en 2018, del 0,5% en 2019 y otro 0,5% en 2020. En el caso de que se superase en cuatro décimas la previsión del PIB, la subida adicional sería del 0,5% en 2018 y otro 0,75% en 2019 y en 2020. En la práctica, el salario de los funcionarios podría subir un máximo del 2% este año, un 2,5% en 2019 y un 2,75% en 2019.

EMPLEO PÚBLICO

En la reunión del 22 de febrero las partes prácticamente dejaron cerrado un acuerdo en materia de empleo que supone reforzar el suscrito en marzo del año pasado, con lo que se universalizará el proceso de estabilización y permitirá rebajar la temporalidad en el ámbito de las administraciones públicas al 8% en el periodo 2018-2020, así como la creación de nuevo empleo público.

Según los sindicatos, este acuerdo en materia de empleo va a permitir empezar a recuperar el empleo perdido, no sólo en los servicios prioritarios, sino en el conjunto de las administraciones y sectores públicos, con la creación de nuevo empleo público.

El acuerdo previsiblemente supondrá aumentar las tasas de reposición en los sectores prioritarios y no prioritarios -- consensuadas en un 100% y en un 75%, respectivamente, hasta septiembre, cuando las negociaciones sufrieron un parón por la situación en Cataluña--, hasta poder superar el 100% en sectores prioritarios, y en algunos de ellos incluso llegar al 115%, como en el caso de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.