La rebaja del Impuesto de Sociedades en Bizkaia reduciría la recaudación en 42,2 millones en 2019 y en 42,3 en 2020

    Fuente:
  • Agencia Europa Press
  • El pago a cuenta del 5% permitiría a Hacienda ingresar 86 millones en octubre de este año, y 94,4 millones más por otras medidas

La rebaja de cuatro puntos en el Impuesto de Sociedades que tramitan las Juntas Generales de Bizkaia para 2018 y 2019 supondría una disminución de 42,2 millones de euros en la recaudación de 2019, y de otros 42,3 millones en 2020. Asimismo, el pago a cuenta del 5% permitiría a la Hacienda vizcaína ingresar 86 millones en octubre de este año, según la memoria de impacto económico elaborada por la Diputación Foral, en base a datos del ejercicio de 2016, que acompaña al Proyecto de Norma Foral de medidas tributarias y de Fondos de inversión a largo plazo europeos.

Estos datos han sido aportados este lunes por el diputado de Hacienda y Finanzas, José María Iruarrizaga, que ha comparecido en comisión ante las Juntas Generales para explicar el Proyecto de Norma Foral de medidas tributarias y de Fondos de inversión a largo plazo europeos (FILPEs), que incluye las medidas acordadas entre PNV, PSE-EE y PP.

Entre los cambios recogidos en el anteproyecto, destaca la rebaja de cuatro puntos en el Impuesto de Sociedades, del 28% al 24% para las grandes empresas, y del 24% al 20% para las pymes, una reducción que se llevará a cabo en dos ejercicios y será de 2 puntos en 2018 y de otros 2 en 2019.

En el informe económico que ha detallado Iruarrizaga se calcula cuánto habría variado la recaudación en 2016 en el Impuesto de Sociedades, de aplicarse las medidas propuesta en el anteproyecto que ahora se tramita. Así, se estima que con la rebaja a aplicar en 2018 a un millar de grandes empresas del 28% al 26%, la recaudación habría descendido en 34,6 millones de euros, y otros 34,6 millones con la bajada del gravamen del 26% al 24%. En total 69,2 millones.

En el caso de las más de 7.500 pymes, la disminución del tipo del 24% al 22% supondría a Hacienda dejar de ingresar 7,6 millones en 2019, y otros 7,7 millones en 2020 con la bajada del gravamen del 22% al 20%. La suma total sería de 15,3 millones.

Así mismo, por primera vez en Bizkaia se introduce un pago a cuenta que las grandes y medianas empresas deberán abonar en octubre de 2018, y que será del 5% de la base imponible del último periodo declarado. Por este concepto, la previsión es ingresar 86 millones en la Hacienda foral vizcaína.

Además, el informe económico estima en 94,4 millones la cifra a ingresar por otros aspectos, entre ellos, la limitación de beneficios fiscales (+30,4 millones), la compensación de bases negativas (+36,3 millones), la rebaja del límite de deducciones (+7,9 millones), o el límite a las deducciones de I+D+i (+6,2 millones).

Ante estos datos, Iruarrizaga ha dicho que no es posible "medir los efectos económicos" de todas las medidas contenidas en el anteproyecto, porque "no sabemos la evolución que pueda tener a futuro, ya que, además, se trabaja con bases de ejercicios pasados y algunas de estas medidas ni existían". Por ello, ha remarcado que, en la memoria económica que acompaña al anteproyecto, "se encuentran recogidas las medidas que podemos medir, con cierto riesgo".

En cuanto al anteproyecto de Norma Foral, éste regula la tributación de determinados fondos de inversión a largo plazo europeos e introduce modificaciones en las Normas Forales de varios impuestos con los objetivos de fomentar el emprendimiento, favorecer la implantación de nuevos proyectos empresariales, atraer personal de alta cualificación comprometida con el desarrollo económico de Bizkaia, y reforzar las medidas contra la elusión fiscal, manteniendo a su vez la suficiencia recaudatoria que garantice la financiación de los servicios públicos.

En su primer título, el proyecto de Norma Foral regula el tratamiento tributario de los fondos de inversión a largo plazo europeos, cuyo objetivo es fomentar la financiación ciudadana de proyectos empresariales. Para ello, se establecen beneficios fiscales a aquellos contribuyentes que realicen aportaciones a estos fondos.

El Fondo europeo de impulso a la innovación está dirigido a financiar proyectos de innovación tecnológica desarrollados por pymes, y los contribuyentes que realicen aportaciones a este fondo obtendrán, en IRPF, una deducción en cuota del 15%, con el límite de 750 euros, por las cantidades satisfechas en el período impositivo.

El Fondo europeo de impulso a la financiación de la actividad económica se orienta a la concesión de préstamos a largo plazo a entidades que realicen una actividad económica y tengan menos de 250 trabajadores, mientras que el tercer Fondo, de impulso a la capitalización productiva, se destina a la adquisición de activos no corrientes para su arrendamiento a entidades no cotizadas o con capitalización bursátil inferior a 500 millones de euros.

MEDIDAS DE AJUSTE EN LA IMPOSICIÓN DIRECTA

El segundo título del Proyecto de Norma Foral propone numerosas medidas en varios tributos de la imposición directa, IRPF, Patrimonio, Sociedades, Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, Sucesiones y Donaciones, y el régimen fiscal especial de las cooperativas, así como en la Norma Foral General Tributaria.

Iruarrizaga ha destacado que "hay muchos ajustes y mejoras en muchos sentidos en esta norma" y espera que "se apruebe cuanto antes, me gustaría que el próximo mes de febrero, sí es que así lo deciden las Juntas Generales".

GRUPOS

Desde Podemos Bizkaia, la juntera Asun Merinero ha considerado que estas medidas económicas "cojean" en relación al objetivo que tiene la fiscalidad, según recoge la norma foral "en Bizkaia y en cualquier otro territorio, que es el de la redistribución de la riqueza". A su juicio, de las modificaciones propuestas "se benefician los de siempre" y "no supone un aumento de la recaudación para la Hacienda de Bizkaia".

En representación de EH Bildu, su juntera Arantza Urkaregi ha dicho que para "asegurar la suficiencia recaudatoria es fundamental saber las estimaciones que se hacen y, según las limitadas estimaciones ofrecidas, en el Impuesto de Sociedades el próximo año recaudaríamos 47 millones más, pero en el siguiente no llega a cinco millones". Por ello, ha dicho "desconfiar" de que con estas medidas "se vaya a asegurar la suficiencia recaudatoria".

El portavoz del Grupo Mixto, Arturo Aldecoa, ha destacado que es una norma "que se basa en un amplio acuerdo" del PNV, PSE y PP, "lo que es bueno, porque una norma de esta naturaleza debe tener un amplio respaldo", lo que no quiere decir que "no pueda haber elementos a enmendar". En su opinión, "el sentido de esta norma no es solo la recaudación, sino que el sistema fiscal sea justo, sostenible y eficiente para recaudar y para apoyar a las empresas".

El portavoz del PP, Javier Ruiz, ha defendido que estamos ante una "reforma fiscal, porque estamos hablando de una serie de modificaciones tributarias importantes, que pone la fiscalidad al servicio del crecimiento económico y de lo que debe ser dinamizar nuestra propia economía, con el objetivo de conseguir una recaudación sostenida y sostenible en el tiempo".

Desde el PSE, el juntero Ekain Rico ha señalado que la fiscalidad es "una herramienta útil para seguir haciendo los ajustes y los modelos que permiten el mantenimiento de los servicios públicos" y ha destacado que la anterior reforma fiscal aplicada en las tres diputaciones "permitió el ingreso de más de 1.200 millones de euros desde 2013".

Por último, el juntero del PNV Jesús Lekerikabeaskoa ha considerado que se trata de la propuesta adecuada "para hacer frente a la actual situación", ya que la nueva norma foral plantea realizar unas modificaciones en los tributos actuales, para reforzar los objetivos que se establecieron e incrementar su nivel de cumplimiento, e incluye medidas tributarias "innovadoras".