Hacienda aclara que no estudia crear un impuesto temporal para gravar a las grandes tecnológicas

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

El Ministerio de Hacienda y Función Pública ha aclarado que no está estudiando en la actualidad crear una figura impositiva con carácter temporal para gravar a las grandes corporaciones tecnológicas, según han precisado a Europa Press en fuentes del departamento de Cristóbal Montoro.

Las mismas fuentes han indicado que por el momento este asunto no se encuentra sobre la mesa, después de que este lunes por la mañana la subdirectora general de Fiscalidad Internacional, María José Garde, se haya referido durante su intervención en una jornada sobre 'Fiscalidad Empresarial 2018', organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y PwC, a la posibilidad de que se establezca en España un impuesto temporal para gravar a las multinacionales tecnológicas mientras la OCDE consensúa una nueva tributación del volumen de negocio de los gigantes tecnológicos.

Desde Hacienda han precisado que todas las posibles medidas se circunscriben por ahora solo al ámbito internacional y han aclarado que por el momento Hacienda no está estudiando crear ninguna figura impositiva con carácter temporal para gravar a estas grandes corporaciones.

A pesar de que se está debatiendo la situación fiscal y tributaria de estas grandes compañías tecnológicas (como Facebook, Apple, Amazon, Google o Microsoft) y de que la creación de una figura impositiva temporal es una de las opciones que se están tratando a nivel internacional, a día de hoy el Ministerio de Hacienda no se plantea la creación de un impuesto en ese sentido, ya que España está esperando las indicaciones de la OCDE.

En su intervención, Garde ha explicado que la OCDE va a presentar un informe en el mes de abril al G-20 sobre la economía digital, cuyo primer borrador presentará en el mes de marzo y del que se desprende que hay "apetito" por gravar de forma consensuada y a nivel internacional el beneficio que generan las empresas tecnológicas en los distintos países en los que operan.

Hasta que se alcance ese acuerdo internacional, Garde ha indicado que algunos Estados, como España, buscan mientras tanto fórmulas para establecer algún tipo de imposición temporal.

En este sentido, ha asegurado que se está trabajando para intentar alcanzar un acuerdo al respecto a nivel internacional, lo que requerirá una modificación de la fiscalidad internacional y que todos los países estén de acuerdo con los cambios.

Estos pasos para gravar la economía digital se vienen produciendo desde el año pasado, cuando los cuatro grandes países del euro (Alemania, Francia, Italia y España) lanzaron una iniciativa conjunta para que las grandes multinacionales tecnológicas tributen por el volumen de negocios que registran en Europa.