La Inspección de Trabajo detecta en Euskadi irregularidades en casi 2.000 contratos durante 2017

    Fuente:
  • Agencia Europa Press
  • Gobierno Vasco abordará en 2018 los problemas de las mujeres en el mercado laboral, incidiendo en la eliminación de la brecha salarial

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social realizó en 2017 un total de 37.129 actuaciones en los que revisó 15.000 contratos, el 13% de ellos, un total de 1.979 contratos fueron transformados porque presentaban irregularidades y se consiguieron otras 2.686 nuevas altas en la Seguridad Social.

El importe de las infracciones superó los 8 millones de euros, a los que se suman otros 31 millones de euros de los expedientes liquidatorios, que en su mayor parte corresponden a fraude en las cuotas a la Seguridad Social.

Estos datos se recogen en el informe de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social correspondiente a 2017 que ha presentado este miércoles la consejera de Trabajo y Justicia del Gobierno Vasco, María Jesús San José.

Según ha explicado, los resultados han sido "muy satisfactorios a la vista de la efectividad de las inspecciones de trabajo realizadas el pasado año", ya que "el 13% (un total de 1.979) de los 15.000 contratos revisados han tenido que ser transformados".

Asimismo, ha señalado que se han registrado 2.686 nuevas altas en la Seguridad Social. "Quiero resaltar el papel sumamente relevante de la Inspección de Trabajo y agradecer el trabajo que desarrollan las personas que la integran, por su profesionalidad y dedicación ", ha indicado.

En este sentido, ha destacado que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social "juega un papel sumamente relevante para velar por el cumplimiento de la Ley en materia laboral, prevenir situaciones no deseadas y sancionar en los casos que contravengan las normas".

La titular vasca de Trabajo ha avanzado que el plan previsto para 2018 recoge el objetivo de "continuar atajando" los problemas que sufren las mujeres en el mercado laboral.

San José, ha indicado que la Inspección de Trabajo va a seguir actuando "sobre las empresas que incumplan el deber de igualdad en las condiciones laborales de hombres y mujeres, en general, y donde exista brecha salarial, en particular".

En concreto, ha avanzado que la Inspección de Trabajo va a centrar "una parte importante de sus esfuerzos" en las empresas de hostelería y en el trabajo de limpieza de sus instalaciones.

Preguntada por la convocatoria de huelga convocada el próximo 8 de marzo por el movimiento feminista a la que se ha sumado la mayoría sindical vasca, San José ha mostrado su respeto a "cualquier convocatoria que se haga en defensa de la mujer" y ha destacado que "el Gobierno Vasco trabaja por las mujeres los 365 días del año".

En la rueda de prensa celebrada en Vitoria, también ha estado presente el viceconsejero de Trabajo y Seguridad Social, Jon Azkue, y la subdirectora de la Inspección de Trabajo, Iciar González Carrasco.

González ha informado de que en 2017, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social realizó un total de 37.129 actuaciones que fueron consecuencia, de las campañas planificadas por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, de la actuación rogada derivada de las denuncias de organizaciones sindicales y trabajadores, y de las peticiones de órganos jurisdiccionales o entidades gestoras de la Seguridad Social.

Asimismo, ha detallado que el importe de las infracciones en 2017 superó los 8 millones de euros, a los que se suman otros 31 millones de euros de los expedientes liquidatorios, que en su mayor parte corresponden a fraude en las cuotas a la Seguridad Social.

CAMPAÑA PARA 2018

Con respecto a las previsión de actuaciones en 2018, Icíar González ha señalado el desarrollo de la campaña de servicio de limpieza de habitaciones en empresas de hostelería.

"Es un sector ampliamente feminizado en el que vamos a incidir en una doble vertiente: en el laboral, impidiendo las cesiones ilegales y las dobles escalas salariales; y en la prevención de riesgos, atendiendo a la carga de trabajo y los trastornos musculoesqueléticos".

En este sentido, la subdirectora de la Inspección de Trabajo ha explicado que con la normativa reguladora vasca "no puede haber ningún tipo de discriminación en ninguna condición de trabajo entre hombres y mujeres".

Según ha explicado, en aquellos supuestos donde, como consecuencia de la acción inspectora, se detecta una discriminación en materia salarial o en cualquier otro tipo de condiciones de trabajo, la Inspección de Trabajo inicia expediente sancionador. "Se extiende un acta de infracción porque se considera una infracción muy grave en materia laboral realizar discriminaciones por razón de sexo", ha explicado.

No obstante, ha indicado que si la situación se pudiera arreglar, se puede hacer un requerimiento de subsanación pero "siempre que estemos seguros de que se va a cumplir". "En aquellos supuestos donde se ha producido un daño que consideramos que no es remediable, se procede a la extensión de un acta de infracción", ha insistido.