El Consejo de Economistas apuesta por la mediación como vía alternativa ante insolvencias y concursos

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

El Consejo General de Economistas (CGE), a través de su órgano especializado en economía forense (REFOR), ha apostado este miércoles por la vía de la mediación para la resolución alternativa de las insolvencias, especialmente, para las microempresas y pequeñas empresas, tras conocer los datos del INE sobre concursos publicados hoy, que muestran un descenso del 2,3% de las empresas y familias en quiebra.

Los economistas indicaron, en un comunicado, que actualmente el 96% de las mediaciones concursales son de personas físicas, siendo muy escasas las de empresas, por lo que abogan por extender dichas mediaciones también a las compañías.

En su opinión, el nuevo borrador de directiva europea contribuirá a una mayor homogeneización de las legislaciones de insolvencia en el marco europeo, pues a día de hoy se observan grandes diferencias de esta regulación entre los países de la UE ante la tendencia creciente de insolvencias transfronterizas.

En el estudio comparativo concursal europeo del REFOR-CGE de 2017 para el caso de España se observa un posible cambio de tendencia, ya que de una reducción del 20% en 2016 se ha pasado 2017 a un decrecimiento del número de concursos del 4,7%. Aún así, los economistas destacan que siguen siendo bajas las cifras de insolvencias en España si se comparan con Europa.

Los estudios realizados desde REFOR-CGE detectan que las cifras de insolvencia reales son inferiores a las que aparecen en las estadísticas oficiales, lo que hace pensar en la existencia del cierre de empresas que no acuden al procedimiento concursal debido a la "gran complejidad" de este. "Esta situación no sólo viene sucediendo en nuestro país sino en otras economías europeas, por lo que cabe plantearse la modificación de los actuales procedimientos excesivamente complejos y formalistas", subrayan.

Por todo ello, consideran "favorable" la senda que propone el nuevo borrador de directiva europea de insolvencia para favorecer las reestructuraciones y refinanciaciones como alternativa al concurso de acreedores siguiendo el ejemplo implementado ya en varios países de la UE y que ha dado como resultado una mayor seguridad y supervivencia de empresas. También ven necesario estimular los acuerdos de refinanciación cuyo número ha descendido un 30% en 2017 en España.