Los autónomos crearán este año entre 70.000 y 75.000 empleos, según ATA

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha indicado que los trabajadores por cuenta ajena pueden crear este año entre 70.000 y 75.000 empleos, según el último Barómetro de ATA de perspectivas para este año.

Durante la presentación del Barómetro, Amor ha asegurado que "la recuperación ha llegado ya al colectivo y que su situación económica está estabilizada", aunque todavía hay un 25% de los autónomos que no la nota. De cara a este año, el 79,4% de los autónomos espera que su negocio no empeore en 2018 y el 35,6% incluso espera resultados mucho más positivos que los obtenidos en 2017.

Asimismo, según el barómetro, más del 30% de los encuestados se muestra optimista y considera que va a necesitar contratar a nuevos trabajadores a lo largo del año que acaba de comenzar, y más del 70% de los autónomos mantendrá su plantilla y no despedirá a nadie en los próximos meses.

Por otro lado, el barómetro muestra que la conciliación o pagar desde el día efectivo del alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) son las medidas más valoradas por los trabajadores por cuenta propia de la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo.

Sin embargo, estas no son las únicas medidas relevantes para el colectivo, ya que los autónomos también valoran positivamente tanto las medidas relacionadas con el acceso a la formación como la posibilidad de cambiar hasta cuatro veces la base de cotización o la deducción de hasta 26,76 euros diarios en el IRPF por gastos de comida.

Los autónomos consideran que la Ley es "muy positiva" para el colectivo, "porque beneficiará al aumento y a la consolidación del autónomo", aunque un 21,8% de los encuestados considera que la Ley debería haber integrado otras medidas. No obstante, el 75% de los encuestados sí que ven necesarias las reformas incluidas en la Ley.

"2017 NO HA SIDO UN MAL AÑO"

Haciendo balance sobre 2017, la mayoría de los autónomos considera que este "no ha sido un mal año". De hecho, casi la mitad hace un balance positivo de la situación económica de su negocio. Sin embargo, un 24,8% de los encuestados considera que 2017 ha sido un año "complicado" y asegura que la situación de su negocio es "negativa".

La situación financiera para los autónomos "poco a poco va mejorando", según ha señalado Amor. En esta línea, ha hecho hincapié en que solo tres de cada diez autónomos encuestados se dirigieron a una entidad financiera para solicitar liquidez.

A lo largo del pasado año, según Amor, se ha notado una falta de confianza en sectores como el comercio, agricultura o transporte, y un aumento de confianza en la construcción, hostelería o servicios profesionales, sobre todo en educación y sanidad. Por regiones, se tiene una mejor percepción de la situación en las islas, el Levante y Andalucía, que en la zona interior.

EL LASTRE DE LA MOROSIDAD

La morosidad ha continuado siendo "el principal caballo de batalla para el colectivo". De hecho, en 2017 el 40,1% de los autónomos encuestados se ha visto afectado a lo largo del año por situaciones de morosidad, procedentes tanto del ámbito público como del privado.

Entre los autónomos que parecen situaciones de morosidad, todavía siguen tardando más de seis meses en hacer efectivo el cobro de sus facturas, a pesar de la Ley de Morosidad y la directiva europea de lucha contra la morosidad.

El estudio también pone de relieve que los autónomos societarios estarían dispuestos a aumentar su base de cotización si la empresa pudiera deducirse su cuota de Seguridad Social. Así, según estimaciones de ATA, si los societarios aumentasen 100 euros más su cotización, la cifra de ingresos a la Seguridad Social superaría los 2.000 millones de euros.

Por otro lado, Amor ha recalcado que se deberían incluir mecanismos para que los autónomos adecuen su cotización en todo momento, porque no todos los autónomos saben a primeros de mes cuánto van a ganar.

Así, el presidente de ATA considera que una buena medida sería que los autónomos hagan anualmente aportaciones voluntarias a la Seguridad Social, sin cambiar la base, ya que la mayoría de los autónomos, según el barómetro, no estarían dispuestos a asimilar la base de cotización con sus ingresos reales.