Los contratos a personas con discapacidad en Extremadura aumentan un 1,2% en 2017, el menor crecimiento del país

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

El número de contratos realizados a profesionales con discapacidad en Extremadura durante los diez primeros meses del año ha sido de 2.331, lo que supone la cifra más alta desde 2010, pero también el menor crecimiento registrado en toda España, un 1,2 por ciento con respecto al mismo periodo de 2016.

Así lo indica la Fundación Randstad, que con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se celebra este domingo, ha realizado un estudio sobre los contratos realizados a estos profesionales.

Para ello, ha tenido en cuenta los datos publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) de enero a octubre entre 2010 y 2017. El análisis tiene en cuenta el tipo de contrato, indefinido o temporal, y la comunidad autónoma y provincia donde reside.

Teniendo en cuenta el tipo de contratos realizados a este colectivo en Extremadura, el 19,7% del total son indefinidos y el 80,3% de duración determinada.

Randstad destaca que durante los primeros diez meses de 2017, el 38,3% de los contratos indefinidos a profesionales con discapacidad en Extremadura proviene de un contrato de duración determinada, 3 puntos porcentuales menos que la media nacional (41,3%). En términos absolutos, se han realizado 176 conversiones de temporales a indefinidos en la región.

A nivel nacional, Fundación Randstad revela que se han realizado 92.586 contratos a profesionales con discapacidad, lo que representa un aumento del 13 por ciento respecto a 2016, cuando se firmaron 81.918. Al igual que en Andalucía, esta cifra es la más elevada desde 2010. Cuando se analiza la serie histórica, los contratos a profesionales con discapacidad casi se han duplicado durante los últimos ocho años, pasando de 51.177 a los más de 92.000 de este ejercicio.

Desde 2010, las contrataciones a este grupo de trabajadores se han incrementado de manera constante, a excepción de una leve contracción en 2012 (-1,4%). Desde 2012, la contratación de los profesionales con discapacidad se ha incrementado un 78,4 por ciento.

Fundación Randstad ha detectado que uno de los factores que más influyen a la hora de obtener un contrato laboral es la comunidad autónoma o provincia donde reside el profesional. En cualquier caso, el análisis de Fundación Randstad revela el buen comportamiento registrado en términos generales, ya que 16 de las 17 regiones han incrementado el volumen de contratación en el último año.

Siete comunidades autónomas crecen por encima de la media nacional (13%). Se trata de Comunitad Valenciana (21,7%), Aragón (20%), Andalucía (18,6%), Murcia (18,1%), Madrid (17,1%), Canarias (15,4%) y Castilla y León (15,3%).

En el lado contrario, por debajo de la media nacional, se encuentran Cataluña (11,8%), Galicia (9,5%), Castilla la Mancha (8,4%), Asturias (7,3%) y Cantabria (6%). Registrando los menores incrementos, por debajo del cinco por ciento, se sitúan Navarra (3,7%), Baleares (2,2%), Euskadi (1,4%) y Extremadura (1,2%). La Rioja es la única comunidad autónoma que ha registrado un descenso en las contrataciones, con una caída del 11,2 por ciento.

En términos absolutos, Andalucía, Madrid y Cataluña son las regiones donde se han firmado más contratos, con 15.923, 13.848 y 12.670, respectivamente. En total, estas tres comunidades autónomas representan el 45,8 por ciento del total de contratos a personas con discapacidad. Comunitat Valenciana (7.758) y Euskadi (7.391) se sitúan a continuación, ambas por encima de los 7.000 contratos. Por su parte, ocupando los últimos puestos se encuentran Cantabria (1.440), La Rioja (907) y Navarra (893).

Por provincias, Segovia (78,5%) y Zamora (67,7%) son las que registran mayor incremento. A continuación, están Córdoba (35,2%), Almería (30,2%) y León (29,0%). En total, 34 provincias han aumentado la contratación de profesionales con discapacidad respecto a 2016, 25 lo han hecho por encima de la media y nueve por debajo. En el caso de las provincias andaluzas, a continuación de Córdoba y Almería, se sitúan Sevilla (27,7%), Huelva (21,5%), Cádiz (17,9%), Granada (14,8%) y Málaga (14,5%). En el lado opuesto, descendiendo este tipo de contrataciones, se encuentran nueve provincias. Ourense (-16,3%), Soria (-16,2%) y Jaén (-9,9%) son las que muestran los mayores descensos.