Urkullu asegura que la reforma fiscal es "positiva" porque garantiza la financiación y favorece la competitividad

    Fuente:
  • Agencia Europa Press
  • Elkarrekin Podemos reprocha al PNV y al PSE que sacrifiquen sus "principios" para "satisfacer" a la patronal

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado que la reforma fiscal aprobada por el PNV, el PSE-EE y el PP es "positiva", dado que el conjunto de las medidas incluidas en la misma "garantiza" la financiación de los servicios públicos esenciales y "favorece" la competitividad de las empresas.

Urkullu ha respondido este viernes, en el pleno de control que celebra el Parlamento Vasco, a una pregunta de Elkarrekin Podemos sobre los cambios tributarios acordados por el PNV, el PSE y el PP, que entre otras medidas, incluyen una rebaja del tipo nominal del Impuesto de Sociedades del 28 al 24%.

El portavoz parlamentario de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez, se ha preguntado "cómo es posible" que 'jeltzales' y socialistas, que inicialmente habían acordado mantener el Impuesto de Sociedades en el 28% actual, hayan pasado de plantear una reforma que "ponía de uñas a la patronal", a un acuerdo con el PP que Confebask "aplaude a rabiar".

Martínez ha recordado, además, que el Gobierno Vasco ha defendido en los últimos meses la idea de que la presión fiscal a las empresas ya es "muy baja" en Euskadi, mientras que el PSE había asegurado que la reducción del Impuesto de Sociedades era una "línea roja" que no estaba dispuesto a traspasar.

"REGRESIVA Y ANTISOCIAL"

Por ese motivo, ha reprochado al PNV y al PSE que "siempre están dispuestos a cambiar de principios para contentar a la patronal". Todo ello -ha advertido- a costa de una reforma "regresiva" y "antisocial", que no servirá para reactivar la economía, sino para que "paguen menos" las grandes empresas con beneficios.

Urkullu ha respondido al portavoz de Elkarrekin Podemos que la fiscalidad debe analizarse "en su integridad". En el caso del Impuesto de Sociedades -que grava los beneficios de las empresas- ha explicado que la recaudación no sólo depende del tipo nominal de este tributo, sino que también se ve afectada por las deducciones, el número de empresas cotizantes, los resultados económicos de esas mismas empresas, las medidas contra la elusión fiscal y el tipo mínimo del propio impuesto.

El lehendakari ha recordado que en la reforma acordada por el PNV, el PSE y el PP, además de la rebaja de cuatro puntos en el tipo máximo del Impuesto de Sociedades, se incluye un incremento del tipo mínimo de otros cuatro puntos (del 13 al 17%). Los cambios tributarios -ha añadido- también contemplan una reducción de las deducciones a las que pueden acogerse las empresas.

Por otra parte, ha asegurado que los planes de reactivación económica del Gobierno Vasco permitirán incrementar el número de empresas que cotizan, y que éstas coticen más porque tendrán "mejores resultados" económicos. Asimismo, ha subrayado que la recaudación fiscal se verá beneficiada por las medidas contra la elusión tributaria aprobadas por las instituciones vascas.

"CREDIBILIDAD"

El lehendakari, que ha advertido a Martínez de que para tener "credibilidad" es necesario que lo que se dice en privado "se corresponda" con lo que se manifiesta en público, ha subrayado que el Ejecutivo vasco "siempre ha mantenido la misma postura" respecto a las modificaciones tributarias que se puedan aprobar en Bizkaia, Gipuzkoa y Álava.

Urkullu ha recordado que el Gobierno fijó como objetivos de la reforma que la misma sirviera para "garantizar" la financiación de los servicios públicos esenciales y para "favorecer" la competitividad de las empresas. Estos objetivos -según ha afirmado- "se cumplen" con la reforma acordada por el PNV, el PSE y el PP, sobre la que ha asegurado que es "positiva".

Además, ante las críticas de Elkarrekin Podemos por las supuestas concesiones a la patronal, el lehendakari ha destacado que entre los cambios acordados se incluye un incremento del tipo mínimo del Impuesto de Sociedades y la eliminación de algunas deducciones, medidas que en ningún caso responden a las demandas de los empresarios.