Los registradores detectaron más de 16.000 casos indiciarios de blanqueo en 2016 y 13.000 en lo que va de año

    Fuente:
  • Agencia Europa Press
  • Torres Dulce señala un avance "a pasos agigantados" del blanqueo de capitales

Los registradores de la propiedad detectaron 16.000 casos indiciarios de blanqueo de capitales en 2016 y 13.136 hasta octubre de 2017, que fueron notificados al Centro Registral Antiblanqueo (CRAB) del Colegio de Registradores, según ha hecho público el centro en una presentación este viernes.

El CRAB ha concretado que estas detecciones, notificadas por 1.200 registradores en toda España, fueron estudiadas por el órgano y de ahí remitidas a la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales (SEPBLAC) un total de 500 y 140 en 2016 y 2017, respectivamente, en forma de expedientes de investigación con indicios muy sólidos de blanqueo de capitales.

Los registradores también colaboran en la persecución del blanqueo de capitales. Así, en los primeros diez meses de 2017 han suministrado cerca de 400.000 informaciones solicitadas por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, los servicios de inteligencia, el SEPBLAC o el Banco de España y la CNMV, así como por las autoridades judiciales como el Consejo General del Poder Judicial, el Tribunal Supremo, los tribunales superiores, fiscalías y juzgados.

El exfiscal general del Estado Eduardo Torres Dulce ha confirmado, por su parte, que la delincuencia de tipo económico "avanza a pasos agigantados", si bien ha destacado que la respuesta y los instrumentos disponibles son realmente "adecuados" y que la labor de la Fiscalía está dando "muy cumplida respuesta" a los problemas de interpretación derivados de esta problemática.

El director del Centro Registral Antiblanqueo, José Miguel Masa, ha coincidido con Torres Dulce en el aumento de los casos de blanqueo y ha incidido en que "la tecnología penal es más avanzada que nunca", lo que tendrá que repercutir en una disminución de esta clase de delitos en los próximos años. Con estos datos, el CRAB ha reivindicado el papel investigador de los registradores en la prevención, persecución y punición de estos delitos.

A este respecto, Masa ha destacado las problemáticas relativas a la identificación de estas prácticas, puesto que en la actividad registradora el deber de abstención ante indicios delictivos no está tipificado, a diferencia de la actividad notarial, en la que el letrado puede negarse a participar en la lectura de documentos sospechosos.

El director del centro ha destacado así "la gran trascendencia" que tiene el sistema registral español en la prevención del blanqueo de capitales, ya que son los registradores los que controlan la constitución, vida y extinción de las sociedades, así como todo el tráfico inmobiliario y mobiliario, canales que los delincuentes aprovechan para hacer productivas las grandes cantidades de dinero procedentes de actividades ilegales.