Baleares propone aumentar la gestión de impuestos y la condonación parcial de deuda en la reforma de financiación

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

El Govern balear propone que el nuevo sistema de financiación aumente la autonomía financiera de las comunidades autónomas, a través de la cesión de un mayor porcentaje de IRPF, y defiende la condonación parcial de la deuda pública por parte del Estado.

La consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, y el director general de Presupuestos y Financiación, Joan Carrió, han hecho una valoración sobre el Informe de la Comisión de Expertos para la reforma del sistema de financiación que, según han dicho, "no es positiva" porque "representa una involución desde el punto de vista de la autonomía financiera" de las comunidades y "no plantea un cambio significativo respecto al modelo actual".

El Ejecutivo balear ha emitido su valoración a petición del comité técnico permanente de evaluación del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Carrió ha explicado que dicho documento "deja cuestiones importantes sin concreción y no da respuesta a las deficiencias" que presenta el modelo actual, además de "no afrontar los retos que se exige hoy en día el Estado de las Autonomías".

Por su parte, Cladera ha defendido que la propuesta que hace Baleares es la de una reforma "valiente, que rompa con el 'statu quo' y que solucione el problema de la insuficiencia financiera en las comunidades autónomas".

La consellera ha apuntado que "hablar de financiación es hablar del Estado de Bienestar" y ha abogado por aplicar el principio de ordinalidad "a fin de que no haya una diferencia tan alta entre lo que se aporta y lo que se recibe".

Ante ello, Cladera ha detallado que la propuesta del Govern apuesta por lograr la sufiencia financiera "por la vía de dotar de más autonomía financiera a las comunidades", mediante la descentralización los ingresos.

MAYOR AUTONOMÍA TRIBUTARIA

Según ha explicado, se trata de que "una parte de los tributos que se recaptan en Baleares queden en Baleares", sin renunciar al principio de solidaridad y recuperando el principio de ordinalidad, "a fin de que no haya una diferencia tan alta entre lo que se aporte y lo que se recibe".

Así, el Govern plantea que la financiación de las comunidades se cubran prioritariamente a través de su capacidad fiscal, con un menor peso de las aportaciones al Estado, incrementando la cesta de impuestos cedidos a las CCAA.

En concreto, se propone aumentar la participación de las comunidades en el IRPF, de modo que se permita controlar desde el 75% hasta el 100% de este impuesto, frente al 50% actual.

Asimismo, el Govern considera "inaceptable" el cambio de criterio en el informe de la comisión de expertos en referencia a la recaptación del IVA, dado que supone una "clara involución en términos de autonomía financiera" y supone trasladar a las comunidades la "responsabilidad de la suficiencia financiera que corresponde al Estado".

Frente a la visión del ICE, el Ejecutivo balear plantea aumentar la capacidad de gestión e inspección en el IVA, especialmente con respecto para los contribuyentes que no desarrollen actividades empresariales que tributen en IRPF en el régimen de estimación directa, como arrendadores de locales y otros. También se propone incrementar la capacidad de recaptación, ampliando la cesión al importe de las sanciones.

También se han planteado diversas medidas de incremento de la autonomía tributaria que afectan a impuestos especiales y a los tributos cedidos tradicionales (sucesiones y donaciones, patromonio y transmisiones patrimoniales) y una propuesta de impulsar una fiscalidad ambiental.

DOBLE VÍA

El Govern defiende la propuesta de "doble vía" que permitiría mantener comunidades en las dos modalidades durante un tiempo. Es decir, proponen que las comunidades que quieran mantener un estatus con mayor número de transferencias del Estado, como hasta ahora, lo puedan hacer, pero que a la vez comunidades como Baleares que quieran asumir mayor responsabilidad en la gestión de los ingresos también encuentren cobijo dentro del nuevo sistema de financiación.

Por último, la titular balear de Hacienda ha considerado "una injusticia que una comunidad aportadora como es Baleares, tenga una deuda tan elevada derivada, en parte importante, por esta deficiencia de recursos", por lo que ha insistido su petición de condonación parcial de la deuda por parte del Gobierno