Diputación vizcaína reforzará el control de más de 16.000 prestaciones sociales

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

Rementeria cree que "el nivel de los que no respetan las reglas de juego es mínimo", pero "hay que ser implacables"

La Diputación vizcaína ha anunciado este martes que realizará un seguimiento "sistemático y coordinado", de carácter anual, del cumplimiento y la finalidad de más de 16.000 prestaciones y 350 centros de servicios sociales de Bizkaia. Con esta medida, el 'Plan General de Inspección y Control de Servicios y Prestaciones Sociales 2017-2019', recogido en la estrategia Goazen 2030, busca "reforzar" el control de los servicios sociales "para garantizar que quienes necesitan ayuda la tengan".

En rueda de prensa, el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, ha informado que esta iniciativa se enmarca en tres objetivos "prioritarios" de la institución foral, el primero de ellos, "hacer lo que decimos, ya que era uno de los compromisos adquiridos para esta legislatura y somos un gobierno de palabra".

Además, se pretende realizar "la mejor gestión posible del dinero público a través de la eficiencia gracias a un plan que va ayudar a garantizar que todas las personas que necesiten ayuda la tengan y que ésta sea de mayor calidad" y, por último, "responder a una demanda social importante expresada en todos los encuentros con la ciudadanía que he mantenido".

El plan, "respuesta a esa demanda social", se asienta bajo el lema "ayudas sí, control también", y establece como medidas un impulso del control en el conjunto de servicios y prestaciones sociales que gestiona la Diputación Foral de Bizkaia, a través de la verificación del cumplimiento de requisitos y del uso de los mismos y un control "exhaustivo", mediante la inspección, que asegure la calidad de los servicios sociales que se prestan en Bizkaia.

Del mismo modo, persigue un impulso a la gestión avanzada, interoperabilidad y el intercambio de datos entre administraciones para introducir mecanismos de control innovadores, simplificar los procesos de acceso a los servicios sociales, mejorar la eficiencia en la respuesta e incrementar el control, así como el desarrollo de la función evaluadora y pedagógica "con el fin de mejorar el funcionamiento de los centros tomando medidas que perfeccione la calidad de la atención".

"Este Plan busca intensificar, mejorar y modernizar las medidas que tenemos, y dar un impulso hacia la gestión avanzada a la que queremos llegar gracias a mecanismos de control más innovadores que simplifiquen el proceso de acceso a los servicios sociales", ha apuntado el diputado general vizcaíno.

Del mismo modo, ha subrayado que la institución foral "no parte de cero". "Esta Diputación ya ejerce en estos momentos una inspección y control de los servicios sociales, y el nivel de los que no respetan las reglas de juego es mínimo, pero siendo mínimo, hay que ser implacables e impedir que nadie engañe a la sociedad", ha añadido.

Según Rementeria, la Diputación "va a seguir siempre al lado de las personas que demanden cualquier tipo de ayuda". "Todos podemos necesitar esta red en algún momento de nuestra vida. Por eso trabajamos para que pueda permanecer en el futuro", ha remarcado.

El Plan General de Inspección y Control de Servicios y Prestaciones Sociales 2017-2019 se concreta en cinco bloques de actuación: inspección de centros de servicios sociales autorizados en el territorio anualmente; la inspección de la atención y cuidados en centros mediante el análisis de un 10% anual de beneficiarios de cuidados en centros; inspección de cuidados en el hogar a través del 25% anual de los más de 15.000 hogares perceptores de la prestación económica para los cuidados en el entorno familiar (PECEF); inspección de prestaciones sociales y la inspección de convenios y subvenciones.

Este Plan General de Inspección y Control de Servicios y Prestaciones Sociales se desarrollará durante el periodo 2017-2019. Por ello, los cinco bloques de actuación previstos contarán con un plan específico que determine para cada tipo de inspección el detalle de las actuaciones, las metodologías y protocolos de inspección a emplear.

El despliegue y la implantación de este plan se desarrollará en una fase inicial a partir del año 2017, con la incorporación sucesiva de nuevos servicios y/o prestaciones objeto de inspección en cada bloque de actuación durante 2018.

Para el desarrollo de las actuaciones previstas se contará con recursos propios, humanos y materiales, de la Diputación Foral de Bizkaia. Adicionalmente, está prevista la contratación externa de la realización de revisiones técnicas y análisis sociales para la supervisión de los Planes de Atención Individuales y también para la realización de visitas a domicilio, para la que destinará una partida anual de 600.000 euros.