El PSOE en la Eurocámara pide un máximo de 1.000 euros para las transacciones en metálico

    Fuente:
  • Agencia Europa Press

Los eurodiputados del PSOE Ramón Jáuregui y Juan Fernando López Aguilar han presentado este viernes una serie de propuestas para fortalecer la lucha de la Unión Europea contra la elusión y la evasión fiscal, entre las que destacan el establecimiento de un máximo de 1.000 euros para las transacciones financieras en metálico y endurecer las sanciones contra intermediarios fiscales.

En concreto, ambos eurodiputados han presentado 30 enmiendas a las conclusiones y recomendaciones elaboradas por la comisión de investigación del Parlamento Europeo sobre los 'papeles de Panamá'.

"Antes de fin de año el Parlamento Europeo elaborará una hoja de ruta que yo creo que va dirigida a la comunidad internacional y que pretende que Europa, dando ejemplo, elabore ya su propia lista de países evasores a los que sancionar", ha defendido Jáuregui.

El socialista vasco ha recordado además la necesidad de trabajar con la OCDE y con Naciones Unidas para elaborar "un código universal de prohibiciones y sanciones a esa lista negra de países a los que la comunidad internacional no tiene que permitir su juego desleal contra las haciendas públicas d ellos Estados miembros".

Por su parte, López Aguilar ha defendido que la Eurocámara "está en la vanguardia de la lucha contra los paraísos fiscales" y que "es la única institución que ha creado una comisión para analizar los 'papeles de Panamá'.

"Una de sus conclusiones indica que la legislación de la UE no es suficiente y que debemos imponer criterios más ambiciosos y establecer sanciones más severas", ha expresado el canario.

Así, entre las enmiendas planteadas por el PSOE está la de establecer una legislación en el bloque comunitario que imponga un máximo de 1.000 euros para las transacciones financieras en metálico. También proponen instar a los países del club europeo a prohibir la apertura de cuentas financieras y de sociedades ficticias en paraísos fiscales a los ciudadanos que no sean residentes en esos países y a imponer sanciones por incumplimiento.

Por otro lado, los socialistas españoles abogan por prohibir que las empresas que operan en aquellas jurisdicciones que se incluyan en una futura lista de paraísos fiscales participen en la contratación pública de la UE, por retirar la licencia para operar a los bancos que ayuden a sus clientes a defraudar o evadir impuestos y por aprobar una directiva sobre requisitos mínimos de protección a aquellas personas que denuncien casos de fraude.

Del mismo modo, Jáuregui y López Aguilar proponen pedir a la Comisión Europea que haga un seguimiento detallado a la reforma fiscal propuesta por Estados Unidos, en concreto sobre la posibilidad de que se lleve a cabo una amnistía fiscal que permita la repatriación de beneficios de las grandes empresas tecnológicas a un tipo impositivo muy bajo.

Además, el PSOE cree necesario solicitar la creación de un Centro de Coordinación y Coherencia de Política Fiscal, dentro de la estructura del Ejecutivo comunitario, que se encargue de evaluar y supervisar las políticas fiscales de los países de la UE.

Por último, abogan por prohibir a las compañías que operen en el mercado único que realicen transacciones con entidades legales 'off shore' en las que no se pueda identificar al beneficiario y por incluir indicadores de buen gobierno fiscal en el llamado Semestre Europeo y en los programas nacionales de reformas.

GIBRALTAR

Además de plantear estas enmiendas al documento de recomendaciones de la comisión de investigación sobre los 'papeles de Panamá', Jáuregui y López Aguilar han propuesto incluir una referencia concreta sobre Gibraltar y el sector 'off shore' del Peñón en el documento de conclusiones.

Así, los eurodiputados del PSOE abogan por incluir en este texto que Gibraltar "cuenta con un importante sector 'off shore', con un número de sociedades equivalente al de sus habitantes (más de 20.000)", que no tienen actividad económica y que pueden ser utilizadas por los defraudadores para ocultar su identidad ante las autoridades fiscales de los países donde están situados sus activos financieros".

Este párrafo propuesto por los socialistas españoles completaría la información incluida por el documento de conclusiones en el párrafo anterior, que afirma que entre los Estados miembros de la UE, Reino Unido es el que cuenta con más entidades extraterritoriales en los 'papeles de Panamá' (17.973 entidades), seguido de Luxemburgo (10.877), Chipre (6.374 entidades), así como Letonia, Irlanda, España, Estonia y Malta.